Trasladan cadáver del capitán Acosta Arévalo tras once días en la morgue

46

Luego de once días de la muerte del capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, fue trasladado su cuerpo al cementerio del Este, en Caracas.

Más temprano, este miércoles 10 de julio, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional Bolivariana tomaron las cercanías de la morgue de Bello Monte ante la presencia de familiares del capitán Acosta Arévalo quienes exigían la entrega de sus restos.

El cadáver del militar torturado por efectivos del la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) quien murió horas después de su ingreso al hospital militar por orden de un juez, reposaba en la morgue de Bello Monte desde el 29 de junio.

A las 10:45 de la mañana, hicieron presencia varios parlamentarios nacionales para acompañar a la familia del fallecido oficial.

Más tarde, Walewka Pérez, viuda del capitán, denunció que trabajadores de la morgue procedieron de manera irregular, pero no dio mayores explicaciones mientras ingresaba junto a su suegra.

El abogado de la familia, Alonso Medina Roa, confirmó que la hermana de Acosta Arévalo, María Virginia Acosta, fue la persona autorizada para retirar el cuerpo de la morgue de Bello Monte. Sin embargo, el servicio funerario del Cementerio del Este retiró el cuerpo del capitán para trasladarlo directo.

El Tribunal 36º de Control de Caracas autorizó al Ministerio Público para enterrar el cadáver.

Según la necropsia, la muerte del capitán se debió a una rabdomiólisis de consecuencia de traumatismos severos.

Desde su ingreso a la morgue, el silencio del Estado fue parte de una política de hermetismo desde el tribunal, la fiscalía y la misma presidencia de la república, mientras familiares reclamaban una autopsia y una investigación transparente.

Durante los once días de espera, los familiares denunciaron trabas para la entrega del cadáver y prohibición de acercamientos a las instalaciones de la morgue.