Tres pacientes oncológicos fallecieron esperando reparación de máquina en Guárico

Pacientes oncológicos protestaron exigiendo reparación de la maquina dañada/ Foto: Xiomara López

Este jueves 8 de julio pacientes oncológicos protestaron en la afueras del hospital Israel Ranuárez Balza de San Juan de los Morros para exigir la reparación de la máquina antes de que sigan falleciendo más compañeros.

Yeny Báez, quien viaja desde Achaguas, estado Apure, hasta la capital de Guárico, recorriendo más de 300 kilómetros, a realizarse las radioterapias declaró que ya llevan más de 20 días con la máquina dañada y durante esa espera han fallecido tres pacientes.

“Ya en esta espera van tres pacientes, tres compañeras que ya han fallecido, de ello hoy en la mañana recibimos la terrible noticia que perdimos a otra compañera, la señora María Montilla, sucedió que al momento que se dañaron los equipos, ella se deprimió, fue mucha la depresión que la llevo a la muerte”.

Báez lamentó la muerte de sus compañeros por lo que exige la reparación urgente del equipo. “Todavía estamos a la espera de eso, por lo tanto yo le hago un llamado a nuestro Presidente que por favor se aboque a esta situación, al Ministro de Salud, que ya basta de tanto espera, somos muchísimos pacientes de diferentes estados de Venezuela que podemos perder los tratamientos que ya teníamos”.

La afectada señaló que tuvo que parar su tratamiento en la espera de solución, “llevaba catorce radioterapias, me faltaban dieciséis porque yo requería de treinta radioterapias en total. Hasta el momento que la máquina dejo de funcionar estuvimos esperando que mandaran los técnicos a reparar los equipos y eso nunca sucedió”.

Por su parte, Beatriz Escorihuela, paciente de 60 años de edad, indicó que en su segundo intento para poder ingresar a las radioterapias en la unidad de oncología la máquina se dañó y se paralizó su tratamiento.

“Hace un mes empecé, llevaba once radios y el equipo se paró completamente, eso significa que empecé a retroceder  otra vez”.

Cabe destacar que en total eran treintas pacientes oncológicos que paralizaron su tratamiento después que la máquina se dañó en la primera semana del mes de junio, sin que hasta la fecha se encuentre solución.