Tribunal de Myanmar presenta dos cargos más contra Suu Kyi

Los manifestantes marcharon en la ciudad noroccidental de Kale sosteniendo fotos de Suu Kyi / Foto: Referencial web

Aung San Suu Kyi, La líder derrocada de Myanmar, compareció este lunes en una audiencia judicial por videoconferencia, la primera vez que sus abogados la vieron desde que fue detenida en el golpe militar del 1 de febrero.

Mientras tanto, los simpatizantes de Suu Kyi marcharon nuevamente en varios pueblos y ciudades desafiando la represión después del día más sangriento hasta ahora después del golpe, con las fuerzas de seguridad matando al menos a 18 personas en las protestas del domingo. 

La policía lanzó gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes en la ciudad principal de Yangon el lunes.

Según sus abogados, Suu Kyi, de 75 años, parecía gozar de buena salud durante su comparecencia ante un tribunal en la capital, Naypyidaw. Se agregaron dos cargos más a los presentados en su contra después del golpe, dijo la defensa.

«Vi a A May en el video, se ve saludable», dijo la abogada Min Min Soe a Reuters, usando un término cariñoso que significa «madre» para referirse a Suu Kyi.»Ella pidió reunirse con su abogado».

La premio Nobel de la Paz, que dirige la Liga Nacional para la Democracia (LND), no ha sido vista en público desde que su gobierno fue derrocado y detenida junto con otros líderes del partido.

Inicialmente fue acusada de importar ilegalmente seis radios walkie-talkie. Más tarde, se agregó un cargo de violar una ley de desastres naturales al violar los protocolos del coronavirus.

Este lunes, se agregaron dos cargos más, uno bajo una sección de un código penal de la era colonial que prohíbe la publicación de información que pueda «causar miedo o alarma», y el otro bajo una ley de telecomunicaciones que estipula licencias para equipos, dijo el abogado.

La próxima audiencia será el 15 de marzo. Los críticos del golpe dicen que los cargos fueron inventados.

ONU: Al menos 18 muertos en represión a protestas en Myanmar

Fuerzas de seguridad de Myanmar abrieron fuego y realizaron múltiples arrestos el domingo en su intento por dispersar las protestas contra el golpe militar, y la ONU indicó que cuenta con “información creíble” de que al menos 18 personas murieron y otras 30 resultaron heridas.

La cifra sería el total más elevado de víctimas para un solo día entre los manifestantes que exigen que se restituya el gobierno electo de Aung San Suu Kyi después de que fuera destituida el 1 de febrero en un golpe de Estado. Se cree que el domingo fueron detenidas unas 1.000 personas.

“Las muertes presuntamente ocurrieron como resultado de los disparos efectuados hacia las multitudes en Yangón, Dawei, Mandalay, Myeik, Bago y Pakokky”, señaló la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en un comunicado, en el cual mencionó distintas ciudades, y añadió que las tropas también utilizaron gases lacrimógenos y granadas aturdidoras.

Con Información: Agencias, Reuters-AP