Una Palabra Oportuna No. 1232

Oración de la noche. Domingo 18 de julio de 2021.

Por José Francisco Aranguren SJ.

Señor del cielo y de la tierra, busco tu presencia para aquietarme, para tranquilizar mi mente y oír tu palabra.

Hoy tu hijo me invita a descansar. A dar el freno para reorientar mi acción y retomarla con nuevos bríos. Quiero agradecerte por todas esas personas que me han invitado a parar el ritmo y a descansar. Gracias por ellos, porque son como el campanazo que muchas veces necesito para cortar y retomar. Eres el Dios que me salva.

Jesús me invita a descansar como invitó a sus discípulos. Por eso te pido por los que necesitan descansar y creen que no o no pueden. Son muchos de mis hermanos los que están en esa condición.

Los que creen que no lo necesitan porque les parece entender que no son nada ni nadie si no están haciendo algo y, los que pueden, a veces, porque llevan grandes cargas familiares.

Pido al cielo por los que no pueden cargarlas, para que inspires a personas que les ayuden o que puedan descargarse en ti. Señor eres mi Dios y por ti madrugo. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.