Una Palabra Oportuna No. 196

Una Palabra Oportuna

Oración de la mañana. Viernes 8 de mayo de 2020.

Por Herlinda Gamboa y Yulitze Mayurel.

Señor Jesús, nos despertamos temprano, queremos recorrer contigo el camino de Galilea a Jerusalén.

Hacer memoria agradecida de nuestro seguimiento buscando tus huellas. La llamada, en aquel amanecer a la orilla del lago. O en el atardecer cuando te fuimos a buscar y nos hiciste la invitación: «vengan y vean». Aquel día que nos fuiste llamando por nuestro nombre… Y el envío a la misión… Son tantos momentos de Galilea, lugar de la vocación… Aceptamos tu propuesta y hemos caminado contigo.

Experiencias, dudas, palabras, silencios, noches y madrugadas de oración, tempestades, días de calma, aprendizajes, milagros… Y luego, Jerusalén después de saborear el Tabor.

La senda Pascual de pasión, muerte y Resurrección… Aquí estamos junto a tus apóstoles, intentamos cada día, como ellos, ser testigos de tu Resurrección, anunciar la Buena Noticia de la salvación que se hace presente en nuestra historia. Tu presencia en los hermanos, en la Comunidad, en los Sacramentos. En tantos signos que nos revelan tu amor misericordioso.

Le pedimos a María, Señora de la Pascua, Ella que ha cuidado de nosotros, acompañando cada paso que damos, le pedimos nos siga llevando de la mano y nos alcance la fidelidad en el servicio generoso . Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. Aleluya… Aleluya … Aleluya…

PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.