Una Palabra Oportuna No. 2067

107

Oración de la mañana. Miércoles 05 de octubre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en Oración por los Misioneros

Señor Jesús, acudo a mi encuentro diario contigo para darte gracias porque me has enseñado a pedir, llamar y buscar. Pedir empaparme de la ternura del Padre. Llamar en la única puerta que me lleva a la vida, la tuya. Y buscarte con todo el corazón y toda el alma. Hoy es un día de fiesta de las témporas de acción de gracias: un tiempo donde se recogen las cosechas y se preparan las del próximo año.

Es un buen momento para dar gracias a Dios por esos frutos del campo. Una oportunidad para reconocer todos los regalos que nos haces continuamente. Y para recordarnos una gran verdad: nuestra vida depende de Dios. Para empezar, no somos nosotros quien nos hemos dado la vida, ha sido Él quien nos la ha regalado.

Es Él quien nos ha regalado la tierra, de donde podemos obtener los diversos frutos.  “Acuérdate del Señor tu Dios: es Él quien te da la fuerza para crearte estas riquezas”. A nosotros, nos corresponde conjugar en primera persona estos verbos muy importantes: pedir, llamar y buscar. Para que nos concedas lo pedido. Para que nos hagas encontrar lo buscado. Para que nos abras a todos los regalos que estás dispuesto a ofrecernos.

Nos aseguras que nuestro Padre Dios siempre está atento para darnos “cosas buenas a los que le piden” y siguen sus mandatos.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.