Una Palabra Oportuna No. 211

Una Palabra Oportuna

Oración de la noche. Lunes 11 de mayo de 2020.

Por Javier Fuenmayor SJ.

La oración nos posibilita entrar en comunión con el Dios Vivo y Salvador. Quiero finalizar mi día poniéndome con sencillez en su presencia: ¡Bendito seas Dios Bueno y fiel!

Cómo no darte las gracias por todo lo que me has concedido vivir en este día. Todo es gracia desbordada en generosidad.

Contemplo con los ojos de la fe tu especial presencia durante la jornada de hoy. Me sigues llamando a amarte con todo el corazón. Que mi vida refleje tu presencia encarnando el modo de proceder de Jesús.

Perdóname si en algún momento me he dejado llevar por mi fragilidad. Soy pecador, pero llamado por ti a seguirte y dejarme transformar cada día.

Toda mi existencia descansa en ti. Me confío plenamente a tu corazón tierno y misericordioso. Es el momento de descansar en tu presencia. Bajo la mirada maternal de nuestra Madre del cielo: Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.