Una Palabra Oportuna No. 2272

16

Oración de la noche. Domingo 15 de enero de 2023.

Por José Francisco Aranguren, SJ. Narra Marco Vinicio Martínez.

Interioridad

Padre bueno y Señor de la vida, esta noche caigo ante ti, me acojo a tu amor que hace que todo se mantenga y hago silencio.

Agradezco lo vivido en esta semana que termina. Ha sido una semana de retomar el ritmo del nuevo año. Gracias por volver a la normalidad en esta realidad que me ha tocado vivir. Gracias por la gente que me quiere y aquella a quienes quiero. Ellos son, aunque estén lejos, parte de los regalos que me has querido dar. Gracias, Señor por eso.

Hoy, oigo tu palabra que me toca al corazón, y que me muestra a tu hijo como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Ciertamente que él asume nuestras flaquezas para que nosotros la asumamos y desde allí construyamos o reconstruyamos la historia de amor que somos. Sabes, Señor, que a veces no nos asumimos como lo que somos, con nuestras grandezas y fragilidades. Intentamos negarlo mientras tú nos invitas a vivir en la verdad. Tu palabra es la verdad. Conviérteme a tu amor, a ser cordero y aceptar que tienes el poder de quitar el pecado del mundo si me dejo llevar por las insinuaciones de tu espíritu.

Quiero, en esta noche pedirte perdón por las veces que me quedo a medio camino en tu seguimiento, por las veces en las que soy flojo y negligente. No me abandones a mis fuerzas.

Renuevo mi compromiso ante ti y nuestros hermanos. Dame tu amor y tu gracia que eso me basta.

Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.