Una palabra oportuna No. 346

Actitudes. Domingo 14 de junio de 2020.

Por Yralis Pinto.

Reencontrarse como familia

Hace unos días escuché a una persona decir, “es agotador estar todo el día con la familia, siento que se me acaba la paciencia, no aguanto ¿cuándo se normalizará todo?” … Me quedé pensando ¿y dentro de lo normal no se cuenta estar con la familia? Ciertamente, desde hace muchos años, la injusta dinámica social y económica obligó a los padres de familia a trabajar en largas jornadas, hasta fines de semana. Algunos sin vacaciones anuales, por ello los niños crecen entre la guardería, la escuela, una vecina o la casa de los abuelos.

Cuando los padres regresan del trabajo los niños están por dormir o esperando para que les ayuden con las tareas, a veces ni una comida comparten juntos. Por ello  a muchos les está costando estar todo el día, todos los días, con su familia, hasta se sienten entre extraños.

Si queremos verdaderas transformaciones sociales, hay recuperar  la familia, volver a conectarnos, retomar o construir relaciones, construir el “nosotros”.

Aprovechemos el tiempo que tenemos para estar juntos,  disfrutar la dicha de tener una familia, compartir la cotidianidad, reconocernos, amarnos.

Las sociedades son un reflejo de las familias que tenemos, ¿cómo queremos que sea Venezuela?

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.