Una protesta en Perú deja 4 personas muertas y varios heridos

La empresa petrolera lleva 15 años trabajando en la cuenca del Puinahua y haciendo promesas a los moradores, sin cumplir.

Una protesta de la comunidad indígena contra la petrolera canadiense PetroTal dejó un saldo de 4 indígenas fallecidos y varios civiles y policías heridos en la cuenca del río Puinahua, en Perú.

Los residentes llevaban días protestando para exigir una mejor atención por parte de la empresa petrolera y el Estado peruano, pero sus peticiones no habían sido escuchadas.

Tras días de tensión, este miércoles 12 de agosto se produjo un enfrentamiento entre indígenas y policías, lo que produjo el trágico saldo.

De acuerdo con el relato del reportero indígena Bernardo Teagua, los moradores pedían mejor acceso a servicios básicos y atención médica, pero la empresa sólo les hacía promesas sin cumplir.

“Estaban pidiendo luz las 24 horas y agua potable para las comunidades, además de una cuota médica incrementada. Sin embargo, la empresa solamente se comprometía y no cumplía”, relató el periodista.

Ante la falta de respuesta, los residentes tomaron la decisión de tomar las instalaciones de PetroTal para hacer énfasis en sus pedidos, pero la policía se fue contra ellos con bombas lacrimógenas, perdigones e incluso, balas.

Lamentablemente, también había armas entre los indígenas, lo que produjo el lamentable enfrentamiento.

Al conocerse la polémica situación, el presidente del Perú, Martín Vizcarra, se comprometió a implementar planes de atención para los indígenas de las zonas cercanas a las instalaciones de la empresa.