Unión Africana suspendió a Sudán tras golpe de Estado

El Ejército de Sudán está en las calles de Jartum desde el golpe de Estado contra el primer ministro Abdalá Hamdok. Foto: Afp

Tras el golpe de Estado por parte de las fuerzas militares del pasado lunes, la Unión Africana (UA) informó este jueves 28 de octubre la suspensión de Sudán.

Los miembros de la Unión manifestaron su total rechazo al cambio inconstitucional de Gobierno, calificándolo como inaceptable ante las normas diplomáticas.

De acuerdo con el Consejo de Paz y Seguridad de la UA, la suspensión tiene efecto inmediato y agregó que estará “hasta que se restaure de manera efectiva la autoridad hacia una transición encabezada por civiles”.

Por otro lado, anunció que enviará una misión al país “para buscar una solución amistosa al estancamiento político actual”.

«Profunda preocupación»

En este sentido, el ente ha manifestado “profunda preocupación” por el golpe de estado que perpetró el presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan.

Dijo que es una “amenaza con hacer descarrilar los progresos logrados en el proceso de transición y arrastrar al país a un ciclo de violencia”.

De esta manera, ha condenado la disolución del Gobierno de transición encabezado por Abdlá Hamdok y ha reafirmado su “solidaridad” con el pueblo sudanés en sus aspiraciones de consolidar la democracia, así como superar los desafías que enfrenta el país.

Además, reclama la “liberación incondicional y total de todos los detenidos, incluidos los ministros y otros funcionarios civiles”.

Igualmente, la Unión Africana solicitó además al presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, que “adopte todas las medidas necesarias e intensifique sus contactos con los líderes del Gobierno de transición y el Consejo Soberano de Transición para facilitar el reinicio del diálogo para una transición exitosa en Sudán”.

Monopolio en la transición

Al Burhan defendió la toma del poder por los militares y denunció que las fuerzas políticas “querían monopolizar” la transición, luego de varias semanas de tensiones y acusaciones entre civiles y militares, previo a que el Ejército prometiera que “no interferirá” en la formación del nuevo Ejecutivo.

De acuerdo con las autoridades de transición, a mediados de septiembre en Sudán intentaron dar un golpe de Estado, a cargo de un grupo de las Fuerzas Armadas, presuntamente vinculado con A Bashir.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras acordar entre la junta militar anterior, formaciones políticas opositoras.

Fuentes: Europa Press – @AfricanUnionCommission – TeleSUR