La ONU se reúne de emergencia para abordar golpe de Estado en Sudán

A Sudanese protester draped with the national flag flashes the victory sign next to burning tyres during a demonstration in the capital Khartoum, on October 25, 2021, to denounce overnight detentions by the army of members of Sudan's government. - Armed forces detained Sudan's Prime Minister over his refusal to support their "coup", the information ministry said, after weeks of tensions between military and civilian figures who shared power since the ouster of autocrat Omar al-Bashir. (Photo by AFP)

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá este martes en una sesión de emergencia a puerta cerrada para abordar el golpe de Estado perpetrado este lunes por el Ejército en Sudán y que amenaza con enterrar su camino hacia la democracia.

El pronunciamiento militar fue condenado de forma categórica por la comunidad internacional, y ha sido acogido de forma tenue por los aliados de los generales, principalmente las monarquías del Golfo.

En el país, un número muy significativo de personas se ha mantenido movilizada por durante la noche de este lunes y las primeras horas de este martes para tratar de impedir el movimiento de los uniformados y defender la transición en medio de llamadas a la desobediencia civil y a la huelga general indefinidas.

Enfrentamientos con las fuerzas se seguridad causaron ayer la muerte de cuatro personas. La señal de internet en el país continúa este martes interrumpida.

Primer ministro detenido

El general Abdelfattah al Burhan, al frente de las Fuerzas Armadas que han tomado el poder en Sudán, ha informado este martes de que el primer ministro, Abdallah Hamdok, se encuentra detenido en su casa y no en paradero desconocido.

“Nadie le secuestró ni agredió, está en mi casa”, dijo Al Burhan en una rueda de prensa en Jartum, según informa Efe. “Cuando la situación se tranquilice”, continúo el general, “y prevalezca la paz volverá a su casa”.

La ministra de Exteriores, Mariam al Sadiq al Mahdihabía informado previamente de que tanto Hamdok como los miembros del Gabinete arrestados permanecían en paradero desconocido, según recoge Reuters.

Al Burhan anunció ayer la toma del poder en Sudán por parte de los militares y la disolución de los principales órganos de la transición en el país.

El primer ministro y líderes de partidos y organizaciones afines fueran arrestados y trasladados a un destino todavía desconocido.

Estado de emergencia

El general sudanés también declaró el estado de emergencia en el país, que de momento no ha podido aplicar, y la suspensión de varios artículos del documento que servía de Constitución en la transición.

El general anticipó que nombrarán un Gobierno tecnócrata hasta unas elecciones en 2023.

Estados Unidos, condenó el golpe anunciando la suspensión inmediata de 700 millones de dólares en fondos de asistencia económica de emergencia a Sudán, una decisión que añade presión a los militares, pero que también afectará a los sectores más pobres de Sudán.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, señaló ayer en rueda de prensa que Washington espera la liberación inmediata de los detenidos, el pleno restablecimiento del Gobierno de transición civil y la abstención de cualquier violencia contra manifestantes.

Naciones Unidas, la Unión Africana, la Liga Árabe y la Unión Europea también han instado a regresar a la fase de transición.

Países como los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Egipto, que habían cultivado buenas relaciones con los militares desde la caída del exdictador Omar Al Bashir en 2019, se han mostrado en cambio mucho más tenues ante el movimiento de los generales.

El ministerio también agradeció el apoyo recibido por parte de la comunidad internacional.

Fuente. El País