Venezuela responde a la ONU y no reconoce «mecanismos paralelos de derechos humanos»

El gobierno de Venezuela que preside Nicolás Maduro Moros emitió un comunicado que ha sido difundido a través del portal del Ministerio del Poder Popular de Relaciones Exteriores.

En el texto oficial, “ratifica de manera categórica que no reconoce, ni reconocerá, mecanismos paralelos e innecesarios promovidos por un grupo de gobiernos con trayectoria injerencista (…)”

Según el texto emitido por la cancillería los “grupos de gobiernos de carácter injerencista intentan instrumentalizar la política en derechos humanos contra las instituciones constitucionales venezolanas”.

En el comunicado, también el gobierno rechaza la “manipulación de manera tendenciosa e ideologizada” a los reclamos de los derechos humanos en Venezuela ante la ONU.

Política como arma

El gobierno de Maduro considera que las exigencias de derechos humanos en Venezuela por parte de gobiernos y organizaciones civiles se debe a una acción que intenta convertir la política en un arma.

«La política como arma tendría como fin último generar un cambio de régimen. Este tipo de acciones ya han sido reiterativos”, declara el ministro de relaciones exteriores, Jorge Arreaza.

Además, ratifica que el gobierno venezolano tiene la disposición para dialogar y cooperar de forma respetuosa y constructiva con la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos”.

El comunicado es una respuesta a la renovación por dos años del mandato de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela.