Al niño Winder Rangel no han podido darle cristiana sepultura

Emilce Arellano, madre del niño Winder Rangel que falleció el martes 10 de agosto en el Hospital J. M. de los Ríos esperando un trasplante de órganos, informó que aún no le han podido dar cristiana sepultura.

A través de un video colgado en la cuenta de Twitter de NTN24 Venezuela, Arellano aseguró que la directiva del hospital, encabezada por la Dra. Mercedes Valera, envió a una empleada a decirle que ella iba a cumplir con los gastos, pero aún no ha hecho el pago.

La madre del niño contó que por esta razón tiene el cadáver de su hijo en su casa. «No he podido recolectar (el dinero) para enterrarlo. Ya mi hijo huele feo. Ya mi hijo está morado», lamentó.

Arellano dijo que antes de que le hicieran la propuesta, ella estaba buscando los medios para pagar el sepelio, pero «se paró porque ellos (la directiva del J. M. de los Ríos) iba a colaborar».

Winder Rangel tenía 11 años de edad y es uno de los tres niños y niñas que han muerto en los últimos 10 días en el servicio de Nefrología del Hospital J. M. de los Ríos. Ellos son: Niurka Camacho, de 15 años de edad, el 3 de agosto y Jeannys Herrera, de 9 años de edad, el 11 de agosto.

La ONG Prepara Familia ha documentado la muerte de 12 niños y niñas en el servicio de Nefrología de este hospital caraqueño en lo que va de año.