Zulianos desbordan de alegría a La Chinita en la plazoleta de la Basílica

Bajada La Chinita 2021
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

La lluvia no fue impedimento para que los feligreses se acercaran a la plazoleta de la Basílica a desbordar de alegría a La Chinita, patrona de los zulianos.

Este sábado 30 de octubre, la Virgen de Chiquinquirá desciende con su manto elaborado con decoraciones de alas por la diseñadora Emilia de Villasmil y de Juan Carlos Villasmil en memoria de todos los que murieron por COVID-19 .

El Arzobispo de Maracaibo, monseñor José Luis Azuaje, en su mensaje dijo que la Virgen de Chiquinquirá ha acompañado a sus hijos durante esta pandemia, tal “como acompañó a su hijo al pie de la cruz (…) está agarrada al Madero de nuestra existencia para que no nos sintamos solos, sino que como familia chiquinquireña sepamos encontrarnos con su Hijo amado en este proceso de santificación y liberación”.

Feligreses esperando a la “Chinita”. Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Una de los feligreses, María Alejandra Contreras, que llegó a la plazoleta de la Basílica expresó para Radio Fe y Alegría Noticias que está agradecida con la Virgen porque toda su familia está bien y sana.

Otra devota que se acercó para ver a La Chinita fue Alejandra Linares, quien dijo estar contenta de que luego de un año que no se celebrara la tradición, el pueblo puede reencontrarse con la virgen.

“Estoy muy feliz y emocionada de que la virgen pueda reencontrarse con su pueblo. Siempre está con nosotros. Este año y siempre ella está presente en cada acto de mi vida y mis familiares. Verla a ella me satisface, me emociona y apasiona”.

Las campanas sonaron desde las 4:20 de la tarde antes de comenzar la misa que cuenta con 1.300 sillas desplegadas para los Servidores e Hijas de María.

La Chinita bajará rodeada de flores de claveles, rosas, gerberas, calas, baritas de San José y estrellas de Belén.

Un acto que remueve la piel de muchos como Mayride Arrieta: “Estar hoy acá es compartir por primera vez a mis 48 años la bajada de la Virgen de La Chinita. Me atrae el fervor de la gente. Estamos acá por un milagro y protección en esta pandemia. Aquí nos une una religión”, expresó.

Otros testimonios de fe se viven en la bajada

Marisol Villasmil, una mujer de 55 años que padece de cáncer, llegó a la Basílica a pedirle sanación a La Chinita.

“Estoy aquí para servirle al Señor y a La Chinita. No importa que no me salga el pelo, para Dios estoy linda. Le pedí a La Chinita salud y me diera fuerza en las piernas para llegar acá. No importa que me caiga un aguacero, yo sé que pone un manto encima de mí”, dijo mientras sus ojos se llenaban de lágrimas.

Leonela Barroso fue acompaña de sus hijas y una sobrina. “Esperamos que dejara de lloviznar y vinimos. Mi sobrina tiene una condición y convulsiona, por eso venimos para pedir sanación. Yo sé que con fe lo vamos a lograr”, afirmó.

Familia Carrasquel Parra asiste a la bajada para pedir con fe un milagro a la Virgen. Foto: Radio Fe y Alegría Noticias.

Otra voz que compartió su sentir al terminar la eucaristía fue Johan González.

“Yo le prometí que si mi bebé nace bien le voy a poner Johanys Chiquinquirá González y la voy a traer a todas las bajadas”, alegó el futuro padre.