Apagones, fallas de gas y combustible: los motivos más comunes de protestas en Venezuela

Habitantes de Cumaná, capital del estado Sucre protestan por falta de gas doméstico en junio de 2020 | Cortesía.

Cierres de vías, pancartazos, pitazos, cacerolazos y “bombonazos” son parte de las formas en cómo se desarrollan las protestas reportadas en varios estados de Venezuela y reseñados por los medios nacionales durante estas semanas.

Los motivos más recurrentes son la crisis del gas doméstico y las irregularidades en el despacho de gasolina.

La espera por cilindros de gas doméstico ya supera los tres meses en la mayoría de las entidades.

La semana de “cuarentena radical” en el marco del esquema 7+7 no ha sido obstáculo para frenar las protestas. Por lo contrario, las calles van calentándose más por el desespero de los ciudadanos.

En el caso del gas doméstico, el mayor problema lo sufren las personas que viven en espacios reducidos como apartamentos o casas particulares y en los cuales tampoco pueden adquirir cocinas eléctricas por falta de dinero y se ven obligados a usar leñas para poder cocinar.

Ente esta realidad, las familias aseguran que deben acudir a casas de familiares y amigos para poder preparar los alimentos.

Cortes y fluctuaciones: crisis eléctrica nacional

Mientras se profundiza la crisis del gas doméstico en Venezuela, la crisis eléctrica ha sido una de las razones de las protestas en algunas regiones. Esta crisis tiene mayor incidencia en los estados occidentales como Táchira y Zulia.

Las dos entidades figuran entre los más graves ante las fallas recurrentes y prolongadas que superan las seis u ocho horas de corte.

Por otra parte, Mérida, Lara, Distrito Capital, y el eje fronterizo Barinas, Apure y Amazonas han sido escenarios de protestas por fallas eléctricas.

Gasolina, el combustible de las protestas

La gasolina, se ha convertido en un “combustible” para generar protestas en todos los estados de Venezuela, y la chispa es la cantidad limitada de venta de gasolina que ha sido cuestionada por los usuarios.

También ha sido reiterativo las esperas en las bombas de gasolina, denuncias de contrabando de combustible por parte de los funcionarios militares y personas ligadas al gobierno con acceso fácil y priorizada al carburante.