Basura y aguas servidas se apoderan del mercado de Puerto La Cruz

Foto: José Félix Millán

Por sus cuatro entradas el desbordamiento de aguas servidas y la acumulación de desechos sólidos se ha vuelto un perenne monumento a la desidia en el mercado municipal de Puerto La Cruz, principal centro de expendio de alimentos de la zona norte de Anzoátegui.

Un factor a tomar en cuenta es la proliferación de vendedores ambulantes dentro del recinto y en su calles adyacentes (Venezuela, Esperanza, Unit, Dividive y Paseo Miranda), generando desperdicios con la venta principalmente de pescados, frutas, vegetales y hortalizas, situación que afirma la directiva del recinto escapa de su control por ser el sustento de muchos anzoatiguenses que enfrentan la pobreza extrema.

Factor de riesgo contra la salud pública

De acuerdo con el director de la asociación de trabajadores del mercado municipal de Puerto La cruz (Asotram), Luis Villarroel, el desbordamiento de aguas servidas es un problema con el que se ha tenido que lidiar desde hace más de tres años pero que se ha ido agravando, perjudicando incluso a zonas residenciales como es el caso del Barrio Unión y edificios aledaños.

“Hay unos colectores caídos en las calles Venezuela, Esperanza y Unit que son las calles que están alrededor del mercado, ya eso se escapa de nuestras manos, es un trabajo de envergadura que requiere maquinaria pesada y tiene que intervenir el gobierno para solucionar ese problema. Si nosotros pudiéramos ya lo habríamos hecho porque se trata de la salud pública”, expresó el representante de los pequeños comerciantes.

Se pierde el agua que muchos añoran

El sistema de tuberías de aguas blancas en el casco del mercado también se ha visto afectado con el pasar de los años sin que hayan trabajos de reparación que solventen las fallas, lo que origina el despilfarro del agua, tan necesaria y escasa para muchos sectores de la geografía estadal, sobre todo en tiempos de pandemia.

“Hay 8 puntos donde se pierden unos cuantos litros de agua en el casco central del mercado y todos sabemos los problemas que tenemos con el agua. Nosotros hemos conversado con líderes comunales para tratar de resolver el problema en la medida que nos sea posible porque también hay tuberías grandes, principales y eso escapa de nuestras manos también”, agregó Villarroel.

Montañas de basura como “atractivo visual”.

En lo que respecta a la acumulación de desechos sólidos, la asociación de trabajadores del mercado propuso pagar a la Corporación de Servicios Ambientales (Coservas), adscrita a la Alcaldía de Sotillo, por el traslado hasta el vertedero de Cerro de Piedra de las más de 12 toneladas de basura que genera esta área comercial semanalmente.

Sin embargo, de acuerdo con palabras de los comerciantes no se llegó a ningún convenio con las autoridades competentes por no estar de acuerdo con el numero de adjudicatarios censados (1.735) llamados a pagar el servicio por considerarlo mucho mayor, por lo que han tenido que encargarse de los desechos por sus propios medios poniendo en riesgo su salud por no contar con el equipamiento necesario.

Antecedentes

Recordemos que la empresa de recolección de basura que operaba en Puerto La Cruz (Basurvenca), fue remplazada por una corporación creada por la misma alcaldía, caso que se repite en el municipio Simón Rodríguez (Barcelona), hablando solo del eje norte de esta entidad oriental.


Lo cierto es que sea por insuficiencia de maquinaria o carencia de combustible, transeúntes, vendedores y usuarios se fusionan en una visual que contrasta con el plan Puerto La Cruz bonito puesto en marcha desde hace dos años por las autoridades locales en esta ciudad turística.