Canciller Arreaza arremetió de nuevo contra el gobierno de Colombia

Archivo/Foto: VTV

El Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, arremetió de nuevo contra el gobierno de Colombia al referirse este martes 6 de abril a la situación que se escenifica en la frontera del Alto Apure con ese país.

Ratificó que el gobierno venezolano seguirá reforzando su presencia militar en ese eje fronterizo, a propósito de la reciente creación de una nueva Zona de Defensa Integral Especial Temporal en tres municipios del estado Apure.

El diplomático le adjudicó toda la responsabilidad de los recientes hechos violentos en zonas de La Victoria y otras de la parroquia Rafael Urdaneta del municipio José Antonio Páez al gobierno que preside Iván Duque al afirmar que el mandatario colombiano abriga y protege a grupos violentos vinculados al narcotráfico, paramilitarismo y bandas criminales.

Por esta razón, Arreaza aseguró que «el único Estado comprobado como fallido y narco es el de Colombia». Adujo que la incursión de grupos irregulares a territorio venezolano es propiciada de ese país y aseguró que su actuación está bajo las órdenes del gobierno colombiano «y la industria de la droga».

En cuanto a la situación actual de los desplazados desde estos sectores hacia la población de Arauquita manifestó que los cálculos son errados «porque dicen que hay más de 6 mil desplazados pero en La Victoria no hay más de 3.500 personas, hay un déficit de gente».

En este punto el canciller aseguró que «ya tenemos el control de La Victoria» afirmando que progresivamente los desplazados están regresando a sus casas.

También aseveró que la frontera de más de 2.200 kilómetros entre Colombia y Venezuela ha sufrido de un constante abandono por parte del gobierno neogranadino.

Igualmente confirmó que ya se le envió una petición, a través de una misiva, a la Directora Adjunta Oficial Encargada de Asuntos Relativos a la Minas de la ONU, Helen Count, por parte del gobierno venezolano para recibir ayuda de la organización en el desminado de esa parte del territorio venezolano.

En concreto, se trata de formar y capacitar a un personal venezolano para la desinstalación de estos campos minados en la parroquia mencionada.

Al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, «por enésima vez, a través del Black Channel», que interponga «respetuosamente sus buenos oficios ante el gobierno de Colombia» para que pueda propiciarse una política de «buena vecindad» entre ambos países. Sin embargo, denunció que «Iván Duque no respeta ni siquiera la carta de Naciones Unidas».

Además de este petitorio Arreaza corroboró que se anexa un pedimento al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas dentro de su próxima reunión investigue el acciones de grupos irregulares armados «de Colombia en territorio venezolano». Exigencia que hace en el marco de la verificación del cumplimiento del acuerdo de paz firmado en el vecino país.

Finalmente dijo que está dispuesto a conversar con la canciller colombiana Claudia Blum. «Tome un teléfono, me llama, conversamos donde usted quiera».