Deltanos se ven condenados a pedir comida “prestada”

Los altos precios de los alimentos y el salario mínimo actual obligan a varias familias pedir prestado algún producto entre sus vecinos.

Atrás queda pedir solo una pizca de sal o unas cucharadas de azúcar o café; esta vez se trata de una cantidad más considerable de pasta, arroz o harina, para “engañar el hambre”, como suelen decir los deltanos.

Una madre de familia reveló que en varias ocasiones una vecina le ha quitado prestado algún empaque de harina, arroz o pasta. La más afectada trabaja de cocinera en una escuela, su salario es de bajo ingreso por lo que asegura que no le alcanza para llenar su despensa.

Precios de algunos rubros alimentarios en Tucupita al 13 de febrero, son:

Un kilo de harina de trigo: 55 mil bolívares.
Un kilo de harina de maíz precocido: 76 mil bolívares.
Medio kilo de pasta corta: 36 mil bolívares.
Un kilo de azúcar: 65 mil bolívares.
Un kilo de arroz: 58 mil bolívares.
Un litro de aceite comestible: 110 mil bolívares.

La afectada depende solo de la pensión de su padre porque no está trabajando en la cocina donde le pagan por cada jornada laborada.

Escucha parte de la experiencia de quitar u ofrecer comida prestada.