Desde el Zulia llaman a que los docentes sigan “firmes en su propósito”

marlene-hernandez.1
arlene Hernández, presidenta de la Federación Venezolana de Maestros del estado Zulia. Foto: Archivo.

Marlene Hernández, presidenta de la Federación Venezolana de Maestros del estado Zulia, denunció a Radio Fe y Alegría Noticias que la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) “desapareció el salario de los maestros”.

Señaló que además de devengar un sueldo indigno, “una cantidad importantísima de bonos y de primas han sido ignorados, porque no existe seguridad social para el maestro”.

Según ella, esta y otras razones llevaron a los educadores del Zulia a sumarse al paro convocado para el 22 y 23 de octubre, con el objetivo de exigirles a las autoridades y al presidente Nicolás Maduro, mejores condiciones laborales y salarios dignos.

Aunque no han recibido respuestas por parte de las autoridades educativas, la profesora hace un llamado “a seguir firmes en su propósito”. 

Según Hernández, las manifestaciones que han realizado “están dentro del marco establecido en la ley”, y se hacen con la finalidad de reclamar sus derechos constitucionales y laborales, por lo cual hizo un llamado a no abandonar las calles.

Juntos con la sociedad civil

La presidenta de la federación indicó que los padres y representantes han desempeñado un papel fundamental en la lucha de los educadores del estado Zulia.

Además, agradeció el apoyo que la sociedad civil les ha brindado a todo el gremio educativo. “En el paro de 24 horas nosotros contamos exitosamente con todo su respaldo”, dijo.

“Les agradecemos a toda nuestra sociedad civil que se ha venido plegando y sumando en razón a la razón”, declaró.

Por otra parte, la protesta no fue solo de educación inicial, primaria o de bachillerato: la Universidad del Zulia también se unió y paralizó sus actividades durante 48 horas.

Marlene informó que otros sectores brindaron su apoyo al magisterio: el sector salud, el sindicato de Cantv, y otros sindicatos de obreros y empleados.

En paro técnico

La ausencia de estudiantes y profesores dan la sensación de que las escuelas y las universidades están en paro técnico, según Hernández.

Ella afirma que esta situación se debe, entre otras cosas, a la falta de “efectivo para pagar el pasaje” o, en su defecto, a la crisis del transporte público.

Puntualizó que otras de las razones es que los estudiantes no se sienten motivados para asistir a las clases, por la carencia “de un plan escolar que los enamore para mantenerse allí”.

Para finalizar, aseguró que muchos de los estudiantes, debido a la crisis que vive el país, “se ven en la obligación de salir a la calle a trabajar para aportar su cuota y poder alimentarse en la familia”.