Deslave deja 07 desaparecidos en comunidad indígena de Machiques

Durante la noche de este jueves 03 de octubre ocurrió un deslave en la cuenca de Toromo de Machiques que deja 6 niños y un adulto desaparecidos.

Pasadas las 9:00 de la noche de este jueves, los vecinos de esta comunidad indígena yukpa comenzaron a escuchar cómo el río iba creciendo y agarrando otros espacios.

Cerca de la medianoche, el cauce era de tal magnitud que el agua comenzó a llevarse todo a su paso, incluyendo viviendas y enseres de más de mil familias que hoy están damnificadas.

Ana Karina Romero, habitante de esta cuenca, relató a Radio Fe y Alegría Noticias que otras 700 familias habrían quedado del otro lado del río incomunicadas y no tienen manera de contactarlos para saber en qué condiciones están.

El desastre natural en la comunidad indígena tumbó además los puentes de hierro de las vías que comunican con otros sectores, por lo que permanecen aislados y sin señal telefónica.

Carlos Polanco, médico de la Sierra de Perijá, dijo que no han podido encontrar el cuerpo de su abuelo que fue arrastrado por la corriente de agua. Con él, tampoco hay pistas de los seis niños desaparecidos.

Su exhorto a las autoridades fue para atender un posible brote de enfermedades tras el desastre natural como síndrome diarréico, enfermedades respiratorias y de la piel “que es necesario atacar antes de que se propaguen”.

También solicitó el envío de agua potable para la comunidad debido a que el río sigue creciendo con agua turbia.

Polanco informó que cerca del mediodía de este viernes, la alcaldesa de Machiques, Betty Zuleta, llegó hasta el lugar pero “no vimos que trajo ni una palita para recoger algo”.

Perdieron todo

Romero, con voz entrecortada, aseguró a Radio Fe y Alegría Noticias que los vecinos están bastante preocupados pues no han recibido atención de parte de las autoridades de gobierno.

“Aquí estamos nosotros esperando que nos apoyen. Qué esperamos o esperamos algo peor. Estamos aquí en medio de la nada porque no quedó nada. Estamos más de mil familias que quedaron sin casas”, agregó.

Romero destacó que los más vulnerables, niños y adultos mayores, no han comido ni bebido agua potable desde este jueves.

“Ahorita no podemos hablar de política, ahorita tenemos que hablar de la gente que los necesita y de niños que se nos están muriendo aquí sin ser atendidos”, recalcó.

Romero exhortó también al ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, para que cumpla la promesa de entregar uniformes escolares a los más pequeños, especialmente ahora que lo perdieron todo.

El deslave además se llevó todo el cableado eléctrico por lo que ahora permanecerán a oscuras, lo que aumenta el riesgo por la inseguridad en el sitio.

El municipio Machiques de Perijá permanece sin electricidad desde el jueves en horas de la tarde cuando se produjo una falla en la Costa Occidental del Zulia.

Desde entonces han estado además sin señal telefónica que apenas se comenzó a recuperar este viernes.

Un desastre natural

El primer comandante del Cuerpo de Bomberos de Machiques, general David Parra, indicó que esto se produjo “por la gran cantidad de lluvia acaecida en la parte alta de la serranía de Perijá. Esto hizo que se desprenda parte de la sedimentación y de los cerros”.

Parra calificó al hecho de gran escala, impredecible y como desastre natural.

El primer comandante de los bomberos apunto que se habilitó un refugio para la atención y resguardo de los afectados. Aseguró que las primeras acciones a tomar son la recuperación inmediata de la vialidad para acceder a otras zonas perjudicadas. Esto permitirá también facilitar el agua potable y la alimentación, además de la atención psicosocial de las comunidades.

El funcionario afirmó que de este tipo de hechos en la zona tienen antecedentes con los acaecidos en el año 1996 con una crecida súbita que tuvo en Río Kunana y en el 2009, con un deslave en el área.

Con información de Johandry Montiel | Radio Fe y Alegría Noticias