Dinamarca, Noruega e Islandia suspenden la vacunación con AstraZeneca

Foto: Referencial web

Dinamarca, Noruega e Islandia han decidido este jueves suspender la inoculación con la vacuna de AstraZeneca hasta que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no aclare si la administración del fármaco tiene relación con varios casos de trombos en pacientes que lo habían recibido en distintos países de la UE.

Copenhague ha anunciado que la vacunación se suspenderá durante los próximos 14 días, mientras que Oslo ha dejado el horizonte abierto hasta que haya “más información”, según un portavoz de la Agencia de Salud Pública.

Mientras tanto, Finlandia continúa con las inmunizaciones, aunque sigue de cerca las decisiones de sus vecinos nórdicos.

Otros seis países, Austria, Letonia, Estonia, Lituania, Luxemburgo, y la última, Italia, han ido anunciando la suspensión de un lote concreto de la vacuna, que también se ha distribuido en España, por su posible relación con casos de trombosis.

Ante esta nueva crisis, la EMA está en estos momentos reunida para analizar lo que supone el enésimo golpe a la reputación de la compañía anglo-sueca.

“Como medida de precaución, las autoridades sanitarias han suspendido la vacunación de AstraZeneca tras una señal de un posible efecto secundario grave en forma de coágulos de sangre mortales. Actualmente no es posible concluir si existe una conexión con la vacuna. Actuamos temprano, el caso debe ser investigado a fondo”, anunció en Twitter el ministro de Sanidad danés, Magnus Heunicke.

Horas después, la vecina Noruega también suspendía la vacunación con AstraZeneca alegando los mismos motivos de precaución. “Hemos decidido suspenderla hasta que tengamos más información”, ha confirmado por correo electrónico un portavoz del Instituto Noruego para la Salud Pública (FHI), que asegura la decisión está basada en lo sucedido esta mañana en Dinamarca. Islandia ha sido el tercer país en echar el freno de mano con la farmacéutica.

La drástica decisión de Copenhague responde a una actitud de prevención ante la muerte de un ciudadano danés por un coágulo en la sangre tras haber recibido una dosis de la fórmula de Oxford-AstraZeneca.

Una portavoz de la Agencia de Salud danesa insistió en conversación telefónica con EL PAÍS en que “no se puede relacionar esta muerte con la vacuna de AstraZeneca”, pero que, a modo de prevención, han decidido “suspender” las inoculaciones durante los próximos 14 días para iniciar una investigación sobre lo sucedido.

Por el momento, no se han hecho públicos ni la edad ni el sexo del fallecido, como tampoco cuántos días pasaron desde el pinchazo hasta que la persona en cuestión murió.

En total, 142 mil 102 personas han sido vacunadas en Dinamarca con la dosis de AstraZeneca. En Noruega, 121 mil 820 personas han recibido este fármaco. Islandia había inmunizado a 9 mil personas con esta vacuna.

Según la radiotelevisión pública, RUV. Órólfur Guðnason, el epidemiólogo estatal islandés, calcula que la suspensión en el país no durará más que unos días.

Con información: El País