Economista considera que no hay suficientes de divisas en el mercado 

38
Foto: Archivo.

Juan José Pérez, economista y jefe del Departamento de Economía y Contaduría  de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), explicó en entrevista con En Este País de Radio Fe y Alegría Noticias que la brecha entre el dólar paralelo y el oficial se amplió porque no hay suficientes divisas para abastecer al mercado. 

Pérez declaró que el dólar paralelo se va ajustando de acuerdo a la tasa inflacionaria. Esta, explicó, es la recomendación académica en todas partes del mundo para proteger el dinero en manos de la gente. 

“El gobierno durante ocho meses siguió el ritmo de que, en la medida que avanzaba la inflación, escalaba el dólar paralelo y el oficial; pero llegó un momento en el que no pudo inyectar al sistema financiero la cantidad de dólares suficientes”, dijo.

De acuerdo al economista, el alza del dólar es a causa de que el Gobierno inyectó solo el 20% de lo que estaba metiendo semanas atrás, aunado a la escasez de la misma porque no se está exportando petróleo —que es la principal fuente de divisas— y a la inflación que volvió a exacerbarse. 

Por su parte, reveló que para tratar de contener este incremento, la semana pasada se introdujeron 120 millones de dólares, pero lo que urge en realidad es que el crédito del sistema funcione en dólares, ya que en bolívares se caería de nuevo en la hiperinflación. 

“Venezuela necesita producir divisas y no hay otra forma que promover las exportaciones y ajustando el tipo de cambio porque los productos en el país son más caros que en el extranjero y por eso se importa”, agregó.

El control de precios, una estrategia política aunque no hay divisas

Sostuvo que el Estado pretende relanzar el control de precios porque les es beneficioso desde el punto de vista político, al ligar la causa de la inflación a los empresarios y a la especulación de algunos comerciantes cuando es un fenómeno que corresponde a la esfera monetaria.

Apuntó que la situación se agrava al imprimir dinero sin respaldo para poder atender sus programas sociales porque no hay renta petrolera, no tener otros ingresos y lo insuficiente que recaudan por impuestos.