Ecuador: Protestas postergan posibilidad de diálogo

La protesta social en Ecuador cumplió este miércoles 22 de junio su décima jornada consecutiva con masivas movilizaciones en Quito. El diálogo se ve cada días más lejos.

Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía se acentúan, dejando atrás la posibilidad de un acuerdo entre el presidente Guillermo Lasso y el líder indígena Leonidas Iza.

Ahora organizaciones campesinas y estudiantiles se han sumado a las manifestaciones de calle. Algunas controladas por la policía y militares.

Este miércoles el movimiento indígena mostró músculo al llegar hasta la plaza de Santo Domingo, en el centro de la capital.

Las fuerzas del orden no actuaron y prudentemente solo acompañaron a los manifestantes que hicieron escuchar el eco de sus demandas.

Entre tanto, el Palacio presidencial, estuvo fuertemente custodiado por policías, militares y gigantescas vallas de seguridad.

Cese de la represión

También se registraron ataques contra el edificio donde funciona la Fiscalía General de la Nación, lo que permitió recordar las protestas indígenas de 2019, cuando se incendió el edificio de la Contraloría.

Leonidas Iza pidió a la fuerza pública que cese la represión, la misma que, según aseguró, ha dejado al menos tres muertos.

Iza aseguró que la protesta se mantendrá y que la posibilidad de que llegue a su fin depende de las respuestas concretas y verificables que dé el Gobierno.

El líder indígena consideró que a lo largo de la historia han sido engañados con ofertas de los diferentes gobiernos.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que preside Iza, pide que se reduzca el precio de las gasolinas.

Asimismo que no haya privatizaciones de empresas del Estado, tampoco una flexibilización laboral que precarice el empleo y que se alivien las deudas de los campesinos, entre otros.

Llamado a la paz

El presidente Lasso ha vuelto a formular un llamamiento a un proceso de diálogo. También denunció su temor de que lo quieran sacar del poder.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, pidió a Iza iniciar este mismo miércoles un diálogo para tratar de acercar las posiciones y, finalmente, superar las movilizaciones.

Jiménez dijo que su Gobierno ha aceptado “el llamado de la ONU, de la Unión Europea y de más de 300 organizaciones de la sociedad civil para que, mediante el diálogo,” se discutan abiertamente las posturas.