Escasean los alimentos en Puerto Santander tras enfrentamientos entre grupos armados

El gobernador de Norte de Santander, Colombia, Juan Felipe Corzo, confirmó este lunes 17 de febrero que “entre 300 y 400 personas cruzaron la frontera con Venezuela durante el fin de semana” buscando resguardo ante los enfrentamientos de grupos armados en territorio venezolano.

Según testimonios de pobladores de Boca del Grita y Orope, dos localidades venezolanos de Táchira, desde el viernes se vienen escenificando fuertes combates entre grupos armados por control territorial de ese eje fronterizo.

Una de las primeras versiones indicaban que se trataba de refriegas entre las fuerzas armadas venezolanas y la agrupación paramilitar colombiana Los Rastrojos.

Este lunes, el gobernador Corzo señala que se trata de enfrentamientos entre células del Ejército de Liberación Nacional y otra agrupación subversiva denominada Ejército Popular de Liberación, EPL.

Lo cierto del caso es que el éxodo de personas llegó a ubicarse en 500 personas, según las declaraciones de la alcaldesa de Puerto Santander María Virginia Torres.

Sin embargo, el primer mandatario departamental reduce la cifra y señala que los desplazados se encuentran en casas de familiares esperando a que retorne la calma y sea reabierta la frontera.

El gobernador Corzó alertó que debido al temor de los comerciantes de Puerto Santander y zonas aledañas de abrir sus negocios por temor a ataques de estos grupos armados, los alimentos comienzan a escasear.

Anunció que están tomando las medidas necesarias a través de la gobernación y la cooperación internacional para hacer llegar ayudas alimentarias.

Afirma esta autoridad civil colombiana que las disputas armadas no cesarán pronto por lo que insta también al gobierno nacional de su país a aplicar un plan urgente de seguridad en este eje.

También se solidarizó con la familia del Cabo Primero Felipe Palacio, quien el sábado fue asesinado por supuestos miembros del ELN