España condenó detenciones de trabajadores de su embajada en Venezuela

Foto: El Estímulo

El Ministerio de Asuntos Exteriores de España manifestó, a través de un comunicado, su condena a las detenciones de 4 de sus trabajadores de su sede diplomática en Caracas y los registros realizados en casas de otros empleados adscritos a la misma tras la fuga del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, este sábado 24 de octubre.

La cancillería española confirmó que el opositor venezolano se ha reunido ya con su familia en Madrid después de haber permanecido como huésped en la residencia del embajador español en Caracas desde el 30 de abril de 2019.

Sin embargo, y ante los señalamientos del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, y del constituyente Diosdado Cabello, aclara que “la decisión de salir de la embajada es una decisión personal y voluntaria”, en relación a por qué y cómo López abandonó su sede.

Para el gobierno español los arrestos de parte de su personal, los cateos por parte de funcionarios policiales a las residencias de otros empleados y las acusaciones en contra de su embajador en Venezuela, Jesús Silva, a quien el gobierno venezolano lo señala de ser cómplice de la escapada de López, constituyen una violación de la Convención de Viena que regula las relaciones internacionales entre los países.

Por otra parte, la diputada a la Asamblea Nacional Adriana Pichardo, a través de su cuenta en Twitter, que ni los familiares ni la defensa de los ciudadanos Nubia Campos, Ibrahim Sojo, Carlos García y José Neira, quienes prestaban sus servicios para la residencia del embajador de España y López, conocen de su paradero ni de su estado de salud tras pasar más de 20 horas de haber sido detenidos.

“A esta hora ni sus familiares ni su defensa han podido comunicarse con ellos y mucho menos conocer el estado y el lugar donde se encuentran “interrogándolos” rechazamos esta nueva ola represiva y de persecución tras la salida de Leopoldo López”, escribió Pichardo en horas de la tarde de este domingo 25 de octubre.