¿Están comiendo gatos en las cárceles?

Carlos Nieto Palma - En algunas cárceles comen gato porque no hay comida

El defensor de Derechos Humanos y coordinador general de Una Ventana a la Libertad, Carlos Nieto Palma, denunció que Venezuela vive la crisis penitenciaria más grande de su historia.

“Tenemos datos de presos muertos por tuberculosis, por desnutrición. Ayer nos llegó una denuncia de presos en la cárcel de Yare III, en el estado Miranda, comiendo gatos porque no les dan comida. Matan a los gatos que hay por ahí, los cocinan y se los comen porque no tienen comida”, expresó.

Nieto Palma dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que los privados de libertad se enfrentan a serios problemas de salud y desnutrición.

A eso agregó números de casi 200% de hacinamiento en las cárceles del país, cifra que sube a 503% en los calabozos policiales.

El abogado informó que, aunque no existen cifras oficiales, su organización maneja una población penitenciaria de más de 100 mil reclusos en malas condiciones.

“Una población penitenciaria de alrededor de 110 mil reclusos, de los cuales más del 70% no tienen una sentencia definitiva. Según la Constitución son presuntamente inocentes pero están ahí presos”, recalcó.

Comisarías convertidas en cárceles

Para Carlos Nieto, en el país existen dos sistemas penitenciarios paralelos.

“Tenemos dos sistemas penitenciarios, uno legal y el otro, digamos que paralelo al legal. Uno que funciona desde el ministerio para el servicio penitenciario y otro que funciona en las comisarías policiales, que se han convertido en pequeñas cárceles en toda Venezuela”, dijo.

Explicó que, según la ley, los calabozos policiales son centros de detención preventivos donde las personas no deben pasar más de 48 horas. Sin embargo, aseguró que se han convertido en centros de reclusión permanentes.

En ellos permanecen alrededor de 65 mil privados de libertad, que se suman a los 45 mil que ocupan las cárceles tradicionales.

Nieto contradijo así las declaraciones de la Ministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, de que las cárceles venezolanas son un modelo para el mundo.

“Eso no ocurre en un sistema que es ejemplo para el mundo. No gozan del debido proceso, de salubridad, tampoco les dan comida, hay enfermedades como tuberculosis, no hay educación, no hay actividades para buscar la reinserción de las personas en la sociedad”.

El activista lamentó que ninguna autoridad tome cartas en el asunto y observó que, de hecho, el tema penitenciario estuvo ausente durante la rendición de la memoria y cuenta de Nicolás Maduro ante la Asamblea Nacional Constituyente.

Igualmente, hizo un llamado a los líderes políticos de oficialismo y oposición a que concreten y permitan la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a Venezuela para constatar en el sitio la situación que atraviesan los privados de libertad.


Escuche a continuación la entrevista completa:

Ir a descargar