Fe y Alegría impulsa la campaña “El bullying fuera de mi escuela”

Fe y Alegría campaña
Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

La coordinadora de ciudadanía del Programa Escuelas de Fe y Alegría región Occidente, Ramelis Laguna, informó que con la campaña “El bullying fuera de mi escuela” iniciaron formaciones para promover el buen trato y la convivencia pacífica.

Estas actividades están dirigidas a los estudiantes, docentes y representantes de las instituciones.

A su vez, crearon espacios de recreación con actividades lúdicas para que los niños, niñas y adolescentes drenen las energías que contuvieron durante el aislamiento por la pandemia.

Laguna también dio a conocer el comunicado 17 que emitió el Programa Escuelas de Fe y Alegría que básicamente da a conocer cómo evitar el acoso escolar, según el protocolo de Prevención, Intervención y Seguimiento de la violencia contra niños, niñas y adolescentes que crearon hace 3 años.

“La palabra acoso escolar da mucho para hablar y traer consigo la violencia. Nosotros queremos darle otra mirada a partir del buen trato y la convivencia escolar”, indicó.

Agregó que han capacitado a más de mil personas, entre personal docente, administrativo y obrero, para que reconozcan y detecten los diferentes tipos de violencia.

La docente manifestó que han abordado pasos elementales para la prevención de acoso escolar y establecieron mecanismos de acción partiendo sobre cómo remitir los casos, cómo proceder y también trabajando en alianza con otras organizaciones.

Manifestó que es importante que los docentes estén capacitados “porque sabrán detectar un caso de abuso o vulneración de derechos si conoce cada uno de ellos”. También de esta manera podrá brindar las orientaciones necesarias.

¿Cómo actuar ante un caso de acoso escolar?

Ramelis Laguna recomendó que una vez que se detecte una vulneración de algún derecho, la idea es mantener la discreción según sea el caso porque se puede revictimizar a la persona.

 “Tenemos una plantilla que sirve de modelo para remitir los casos bien sea al Consejo de Protección, Defensoría Escolar o Fiscalía; todo dependerá la situación”, indicó.

También dijo que es importante tener al día las actas de los eventos que puedan registrarse porque eso permite mantener un seguimiento.

Indicó que el personal de la escuela debe tener claridad ante estos casos de violencia, por eso se prioriza su formación.

No todo es acoso escolar

“No todo puede ser acoso escolar. Hay situaciones de estudiantes que se van a las manos, sobre todo en adolescentes, pero que son puntuales. No lo podemos definir como acoso escolar”, aseguró.

Laguna explicó que muchas veces estas peleas se difunden a través de las plataformas digitales y se debe recordar que se tratan de estudiantes que son menores de edad. Recordó que para difundir fotografías o videos de niños, niñas y adolescentes se requiere de la autorización de sus padres.

Yo no puedo exponer a ningún niño en las redes sociales porque yo estoy violando su derecho de privacidad”, puntualizó.

Por último, recomendó a padres, madres o cuidadores la importancia de mantener la comunicación con los niños. Además de participar en los procesos formativos o de sociabilización que ofrecen las escuelas.

“La mayoría de las conductas violentas son generadas en el hogar. Así como nosotros somos modelos para los estudiantes, los padres somos modelos para los hijos”, finalizó.