Habilitan una escuela en Cumaná para aislar a sospechosos de COVID-19

Foto cortesía: Acera Ciudadana Noticias

Tras la detección de casi 60 casos de COVID-19 en los últimos 5 días del mes de junio en Sucre, la gobernación activó la escuela Angelitos Negros para aislar a pacientes sospechosos.

La secretaria de Gobierno, Karenly Sánchez, indicó que ya hicieron arreglos de adecuación e infraestructura en el hospital Julio Rodríguez, así como en este centro de educación.

Sánchez también señaló que han conversado con dueños y directores de clínicas privadas para solicitar el apoyo en prestar estos espacios como centros de atención y aislamiento a pesar de la negativa de algunos vecinos.

«Hemos conversado con las comunidades alrededor de los espacios de salud. Lo que menos necesitamos es negarnos a que usemos un espacio para cuidarte a ti, al vecino u otro compañero que pueda estar contagiado por la COVID-19. Hemos contado con el apoyo de ciertas clínicas privadas que han sido visitadas y tienen toda la disposición de prestar sus espacios», indicó.

A pesar de esto, los vecinos de las zonas cercanas a las clínicas Figuera y San Vicente de Paúl rechazaron la propuesta pues aseguran que perderán «su paz y tranquilidad» con la activación de estos centros de salud.

Sistema público de salud copado

El Secretario del Estado Mayor de la Salud de la gobernación de Sucre, Pablo Terán, ya había adelantado a principios de semana a Radio Fe y Alegría Noticias que buscaban centros alternos de aislamiento «para ampliar la capacidad que nos permita dar respuesta al brote que estamos enfrentando».

Ya para el día lunes 29 de junio, Terán aseguró que tenían «todas las instituciones hospitalarias del municipio al límite de su capacidad» y esperaban la llegada de pruebas hechas a pacientes asintomáticos.

«En las últimas horas hemos presenciado un aumento súbito de casos asociado a unos brotes de transmisión local, específicamente en una empresa pesquera que ha puesto en riesgo a toda la comunidad del estado Sucre», explicó Terán. De allí que esta semana, el municipio Sucre de esta entidad homónima, cuya capital es Cumaná, no haya entrado en la flexibilización de la cuarentena social declarada en el país.

Hasta el reporte del gobierno nacional de este martes 30 de junio, el estado Sucre contabiliza 190 positivos de la COVID-19 y la mayoría de ellos están en Cumaná.