Los errores en el caso de Carlos Lanz

3223
Caso de Carlos Lanz
Carlos Lanz. Foto: Web.

El caso de Carlos Lanz ha generado una serie de controversias y debate entre la población, especialmente entre los expertos en temas penales, quienes han cuestionado la investigación y las declaraciones del fiscal general de la República de Venezuela, Tarek William Saab.

Para tratar este caso, Radio Fe y Alegría Noticias para el programa De Primera Mano conversó con el abogado binacional (Colombia-Venezuela), especialista en criminalística, derecho penal, migración y Derechos Humanos, Zair Mundaray, quien evidenció los errores que se han cometido en el caso de Carlos Lanz.

En contexto, según Saab, el asesinato de Carlos Lanz habría ocurrido 8 de agosto de 2020, fecha de su desaparición. El cadáver de Lanz quedó descuartizado, tras ser entregado como alimento a cerdos en la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes. El fiscal considera como sospechosa a Mayi Cumare (esposa de Lanz) y otras personas allegadas y también personas presuntamente vinculadas a organizaciones del crimen organizado.

Para Mundaray, el Estado venezolano está colocando la “lápida” al Estado de derecho, al Código Orgánico Procesal Penal y a la Constitución de Venezuela con este caso, debido a la “falta de rigurosidad y ausencia de investigación científica”, la cual constituye una violación de derechos fundamentales del sistema interameriacano y universal de DDHH.

“Hay múltiples razones que yo he venido cuestionando. Primero, la fórmula: se hace una rueda de prensa en la que se revelan detalles de una investigación, de manera que entorpece cualquier desenlace serio. (Segundo), genera una estigmatización, un señalamiento y prejuzgamiento de las personas, quienes ya no tendrán un debido proceso y derecho a presunción de inocencia”, subrayó.

Los errores

Criticó que el fiscal Saab en su declaración empleó el término “presunción de culpabilidad”, puesto que esta frase representa una contrariedad al ordenamiento jurídico Occidental. 

“En ningún país serio donde hay Estado de derecho se presume la culpabilidad”, dijo.

“Hizo (Saab) una serie de señalamientos que no podrá demostrar jamás en un juicio. Allí está absolutamente claro que carece de materialidad electiva”, afirmó.

Explicó que cuando se investiga un hecho de esta naturaleza, se investigan dos líneas: la materialidad (probar que el hecho ocurrió) y la responsabilidad (probar quiénes son los autores). 

“Cuando él (Saab) trató de explicar la línea de materialidad llama la atención que después de un larguísimo relato nos percatamos que no hay forma de demostrar que Carlos Lanz está muerto. No hay forma de demostrarlo porque no tiene cuerpo, no tiene sangre, ADN, resto humanos. No tiene una línea de tiempo, ni siquiera coherente que le permita decir que la vida de tal cesó en este lugar”, expresó.

También Mundaray cuestionó que el fiscal entrevistara al testigo, que relató los presuntos hechos, sin asistencia jurídica, como establece el Código Orgánico y la Constitución. Señaló que no se cumplieron las condiciones mínimas y quedó violentado el derecho a la declaración libre. 

“Al imputado no se le entrevista. El imputado declara”, apuntó. Añadió que la rueda de prensa generó muchas más dudas que aclaratorias sobre el caso de Carlos Lanz.