Maduro pidió un préstamo al Fondo Monetario y la solicitud no fue considerada

Foto: EFE

“Lamentablemente, el Fondo no está en condiciones de considerar esa solicitud”.

Ésta sería la respuesta lacónica que el directorio del Fondo Monetario Internacional le habría dado al presidente de la república Nicolás Maduro tras su petición de un préstamo por 5 mil millones de dólares para atender la emergencia por el COVID-19.

Según un portavoz del organismo de financiamiento internacional “el compromiso del FMI con los países miembros se basa en el reconocimiento oficial del gobierno por parte de la comunidad internacional, como se refleja en la membresía del FMI. No hay claridad sobre el reconocimiento en ese momento”.

La controversia se mantiene porque medio centenar de países, incluidos Estados Unidos y la Unión Europea, consideran al diputado Juan Guaidó como al legítimo mandatario de Venezuela.

El gobierno nacional que preside Nicolás Maduro decretó cuarentena social en toda Venezuela este lunes 17 de marzo como medida preventiva para minimizar los riesgos de propagación de la enfermedad.

Este martes por la noche la vicepresidenta ejecutiva Delcy Rodríguez anunció que aparecieron tres nuevos casos para sumar en 36 en todo el país.

La solicitud del préstamo por 5 mil millones de dólares

Este martes el canciller venezolano Jorge Arreaza dio a conocer que su gobierno había solicitado al FMI “un financiamiento por 5 mil millones de dólares para fortalecer las capacidades de respuesta de nuestro sistema de salud en la contención del COVID-19 Otra acción oportuna para proteger al pueblo”, escribía el diplomática en su cuenta de la red social.

La misiva, fechada el 15 de marzo, fue dirigida a a Kristalina Georgieva, Directora Gerente del Fondo.

En la petición el mandatario argumentaba que esos recursos le permitirían fortalecer los sistemas de detección y respuesta en materia de salud pública.

Maduro solicitaba que el FMI echara mano del fondo que contempla el Instrumento de Financiamiento Rápido, IFR.

Esta es la sustentación que defiende el gobierno venezolano. “No se trata de una negociación de políticas económicas. Se trata de acceder al fondo de $50 millardos dispuestos por el FMI, a través del Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) para países afectados por el COVID-19”.

A raíz del anuncio hecho por Arreaza las reacciones no se hicieron esperar por las redes en Venezuela.

Varios usuarios han colgados videos de Nicolás Maduro cuando años atrás manifestaba que no solo no aceptarían ayudas financieras del organismo sino que además entregar la república al Fondo sería contribuir con la violación de derechos humanos como salud, educación, alimentación, entre otros.

Desde la oposición, el diputado a la AN y economista José Guerra escribía que “para cualquier endeudamiento el FMI va a requerir la aprobación de la Asamblea Nacional y a esa sí la reconoce”.

Antes había aclarado que el organismo multilateral tampoco reconocía a Guaidó como mandatario de Venezuela.