Ni una cláusula económica se ha discutido a favor de los docentes

Presidente del sindicato de maestros - docentes venezolanos

El presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital, Edgar Machado, denunció que todavía el Estado no ha dado ninguna respuesta sobre el contrato colectivo unitario del sector educativo.

Machado informó en De Primera Mano, programa de Radio Fe y Alegría Noticias, que las federaciones de maestros están sentadas en unas mesas de trabajo con el Ministerio del Trabajo, Ministerio de Educación y Ministerio de Finanzas; pero aún no se ha discutido sobre los beneficios económicos de los docentes.

“El día martes (14) se hizo una reunión maratónica y no hubo ninguna respuesta sobre la contratación colectiva”, aseveró. Sobre esta afirmación dijo que ha recibido comentarios de parte de algunas federaciones sobre la voluntad de cooperar por parte de la ministra del sector educativo, Yelitze Santaella; sin embargo para él y muchos otros maestros eso “no es más que el cuento de siempre”.

También dijo que de la contratación Ccolectiva, que se introdujo en diciembre, lo único que se ha discutido son 16 cláusulas, las cuales “no tienen nada que ver con la parte económica”.

“El Ministerio le ha dado larga a esto y no ha aprobado ni una sola cláusula económica”, sentenció.

Construyen una agenda de calle

Machado informó que actualmente los representantes sindicales están recogiendo información y propuestas en cada estado para construir una agenda de manifestaciones pacificas.

No dio detalles sobre alguna próxima salida a la calle. Solo afirmó que en los próximos días se darán a conocer las actividades de protesta.

“Vamos a estar en la calle reclamando una educación de calidad y la firma del contrato colectivo”.

“Tenemos mucho porque protestar en este momento. Primero, por las condiciones de infraestructura a nivel nacional. Aquí en Caracas el 80 % de los centros educativos están en el piso. Son 22 años sin meterle mano a la unidad educativa. Segundo, todavía no existe bioseguridad (en las escuelas). Los padres, docentes y comunidad educativa tienen que costear los implementos de bioseguridad. (Tercero,) los docentes no tenemos seguridad social”, puntualizó.