Noviembre cerró con más de 6 millones de casos de COVID en las Américas

Archivo

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, informó este miércoles 2 de diciembre, que la región de las Américas reportó más de 6 millones de casos de Coronavirus durante el mes de noviembre.

Pero los datos de la funcionaria con respecto a la última semana del mes número once son más desalentadores. Se registraron 1 millón 600 mil casos y 22 mil muertes por la nueva enfermedad.

Etienne también encendió las alarmas sobre la situación crítica que sigue presentándose en los Estados Unidos en relación al manejo de la pandemia por parte de las autoridades, el récord de nuevos casos en apenas días y también el ascenso en el número de muertos.

El país del norte lidera la estadística mundial con 13 millones 700 mil contagios y más de 270 defunciones. De hecho, el director de salud de EEUU, Anthony Fauci reveló este martes que la nación podría experimentar un repunte repentino de casos en el marco del día de Acción de Gracias y en las navidades.

Pero no solo los estadounidenses se llevaron los llamados de atención de la OPS. Países como Panamá y otros con poblaciones indígenas también fueron objeto de reclamos.

En el caso del país caribeño se han reportado brotes de casos en la región de Guna Yala, donde se encuentran ubicadas varias comunidades indígenas.

Igualmente en Brasil los alertas continúan también en las zonas de la Amazonía, donde también se asientan pueblos originarios.

El llamado gigante del Sur, sigue siendo el país de Suramérica con más contagios y muertes. Su presidente Jair Bolsonaro le ha dicho a la población que tendría a su disposición varias vacunas a futuro y que «evalúen muy bien cuál colocarse».

En defensa de los afrodescendientes

«Este virus, al igual que otras crisis sanitarias, afecta de manera desproporcionada a los más vulnerables”, especialmente a las poblaciones negras, otro de los temas que Etienne, respondiendo a sus orígenes afrodescendientes, tocó en la rueda de prensa.

Agregó que «los afrodescendientes representan alrededor de una quinta parte de todas las personas en las América”, sostuvo, al destacar que “son el grupo racial dominante en la mayoría de los países del Caribe”, representan más de la mitad de la población brasileña y el 13 % de los habitantes en EEUU, entre otros.

Pero, cuestionó, en muchos lugares, “la pobreza, las condiciones de vida inadecuadas y el acceso limitado a la atención de salud los pone en mayor riesgo de COVID-19”.

También dijo que los afrodescendientes “están en la primera línea” de la lucha contra la pandemia, ya que son trabajadores que alimentan los sistemas de saneamiento, que manejan el transporte público o cuidan de los ancianos y los enfermos.