Pandillas criminales atacan la biblioteca nacional y escuelas de Haití

28

Integrantes de las pandillas armadas atacaron la biblioteca nacional de Haití en Puerto Príncipe el miércoles 3 de abril por la tarde, según denunciaron diversos organismos nacionales e internacionales.

La biblioteca está situada en el centro de la capital haitiana que se encuentra desde hace semanas en manos de las pandillas y bandas armadas que han llegado, incluso, a asaltar dos veces el Palacio Nacional y  mantener un cerco sobre el Aeropuerto Internacional. 

El ataque a la biblioteca ocurre dos días después del fracaso del intento de toma del Palacio Nacional de Haití, el cual fue repelido por las autoridades.

De acuerdo con el director de la biblioteca, Dangelo Néard, los delincuentes cargaron los muebles de la institución y que destrozaron el generador del edificio.

Dangelo Néard también informó que los “fondos documentales están en peligro” e instó a las autoridades a actuar rápido.

Varios de los documentos a los que se refiere Dangelo Néard son “raros de más de 200 años”. Advirtió que existe una alta probabilidad de perder documentos de “importancia patrimonial”.

El director de la biblioteca aseguró que existen serias amenazas de incendiar el lugar, al tiempo que precisó que el ataque representa un duro golpe contra el pensamiento haitiano. 

Los grupos armados también atacaron y saquearon los locales de la Escuela Nacional de las Artes y de la Escuela Normal Superior en la última semana. 

Las pandillas y bandas armadas que controlan gran parte de Puerto Príncipe, la capital haitiana, asaltaron este miércoles la Biblioteca Nacional de ese país caribeño, según informó su director general a medios de prensa locales.

La ubicación de la biblioteca en el centro de Puerto Príncipe y cerca de las sedes policiales no impidió el ataque.

La biblioteca nacional de Haití, el aeropuerto y escuelas están en manos de las pandillas

Ya es conocido el control que ejercen las pandillas criminales de la biblioteca nacional de Haití junto a tres escuelas de formación profesional y el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe.

Las pandillas se unieron a finales de febrero para atacar lugares estratégicos de la capital, como sedes del Gobierno, el aeropuerto, el puerto, comisarías y cárceles.

Las acciones de los pandilleros respondían a la exigencia de renuncia del primer ministro Ariel Henry. Pese a que el funcionario ya anunció el 11 de marzo que cedería el poder a un consejo presidencial de transición compuesto por representantes de partidos políticos, de la sociedad civil, del sector privado y las comunidades religiosas. No obstante, los ataques no han parado.

Pero más de tres semanas después, el país aún espera el nombramiento de ese consejo de nueve miembros que se ha visto retrasado por desacuerdos internos y las supuestas dudas legales del gobierno saliente.

Por su parte, las organizaciones criminales han convertido a Puerto Príncipe en una ciudad de terror absoluto. De acuerdo con la prensa internacional, los pandilleros controlan el 90 % del territorio de Puerto Príncipe.

Frente a ellas, la Policía Nacional se ve desbordada, pero sigue “determinada y comprometida para restablecer el orden y la paz”, según indicó en un comunicado publicado el martes por la noche. 

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.