Radio Foro: “Hay que generar espacios de convivencia escolar contra el bullying”

215

Este jueves 7 de julio se efectuó el Radio Foro sobre el bullying escolar en Venezuela. El Movimiento Fe y Alegría fue el promotor para reflexionar sobre este fenómeno que está en auge en los centros educativos.

Según Marcos Montoya, coordinador de Ciudadanía de Fe y Alegría en la zona Caracas y La Guaira, es crucial que los centros educativos generen espacios de convivencia escolar.

En los ambientes de convivencia escolar se generan los mecanismos adecuados para hacer frente al acoso escolar y evitar que siga ocurriendo.

Otro elemento clave de lucha contra el acoso escolar es la resolución de conflictos para que los casos de bullying no sigan tomando otras dimensiones más complejas.

Marcos Montoya también considera que es muy importante el desarrollo de la inteligencia emocional para que los estudiantes sean resolutivos y concientes ante las diferencias.

En este punto, el educador asegura que el diálogo es parte fundamental para resolver las diferencias y abordar los casos de bullying.

Luisa Pernalete: importancia del entorno familiar

La docente e investigadora Luisa Pernalete, coordinadora de convivencia y ciudadanía del Centro de Formación Padre Joaquín de Fe y Alegría, también formó parte del panel.

Pernalete mencionó al entorno familiar como un instrumento de importancia en la formación de los niños y adolescentes para evitar el bullying.

Uno de los procesos que comprende la transformación desde la familia es “desaprender”. A partir de esta práctica pedagógica, los padres pueden asumir nuevas actitudes y mejores formas de enseñanza y aprendizaje.

También sugirió a la comunidad educativa estar atenta ante los posibles casos de acoso escolar. Ser resolutivos de forma inmediata también permite enfrentar de forma efectiva este fenómeno en las escuelas y liceos.

Enseñar a los estudiantes que las diferencias también forman parte normal de la cotidianeidad, y se debe asumir como natural. Hacer entender que los estudiantes puedan respetarse más allá de las diferencias.

Pernalete considera que es crucial la coherencia en los actos por parte de toda la comunidad educativa que implica a la familia y docentes.

Sugirió a los padres, por ejemplo, no gritar a los hijos para no reproducir este comportamiento en los niños, y a los docentes ser más dialogantes y resolutivos.