Rafael Ramírez: Detención de mi hermano es una retaliación

152
Foto: Reuters

El exministro de Petróleo y expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela, Rafael Ramírez, quien actualmente está en el exilio, aseguró este lunes 19 de septiembre que la detención de su hermano Fidel Ramírez es por una “retaliación por su intención de postularse como candidato presidencial”.

A través de un comunicado difundido en su cuenta en Twitter, Ramírez denunció que funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) llegaron al consultorio de su hermano, quien es médico de profesión y oficio, y se lo llevaron detenido hacia la sede de ese cuerpo de seguridad en Boleíta, Caracas.

“Las primeras horas fueron de incertidumbre para todos, dado que dicho organismo de inteligencia militar mantuvo incomunicado a mi hermano, violándose el debido proceso”, reza parte del texto.

Ramírez destacó que su hermano es un reconocido médico, con una trayectoria que calificó como “intachable ética y profesionalmente, de más de 36 años al servicio del país”.

Aseguró que el médico nunca se ha involucrado con actividades concernientes al gobierno ni a Pdvsa.

«Su única actuación pública ha sido su diagnóstico médico al presidente de la República Hugo Chávez, en un momento difícil para todos», señaló Ramírez.

“Orden de Maduro

Además, Rafael Ramírez acusó a Nicolás Maduro de ordenar directamente el arresto de su hermano como forma de retaliación por su intención de postularse como candidato presidencial.

«Su detención por parte de la Dgcim ocurre por órdenes directas de Nicolás Maduro única y exclusivamente como retaliación a mi postura política y a mi anuncio público de postularme como candidato a la presidencia de la República para las elecciones de 2024 en representación de los sectores bolivarianos y chavistas», indicó Ramírez.

También aseguró que por medio del fiscal Tarek William Saab se ha intensificado lo que tildó de un «ensañamiento» en su contra y de su familia.

«El gobierno, por intermedio de sus más altos voceros políticos y en particular del fiscal general Tarek William Saab ha intensificado su ensañamiento y las agresiones en mi contra y en contra de mi familia, con falsas acusaciones y el anuncio de solicitar nuevamente órdenes de extradición, incluso, la de mi esposa, ajena a toda actividad política. La actuación de la Fiscalía y del Poder Judicial corresponden a la práctica de la ‘judicialización de la política’ a través de la cual el gobierno utiliza el sistema judicial como instrumento de persecución política, tal y como lo han determinado en sus informes los organismos internacionales de los derechos humanos», expresó.