Se produce un nuevo enfrentamiento en Barrancas del Orinoco

Barrancas del Orinoco nuevo enfentamiento
Foto: Cortesía

El Periódico de Monagas, medio regional, informó que se había producido un nuevo enfrentamiento armado en la población Barrancas del Orinoco, municipio Sotillo, pero esta vez entre miembros de la organización conocida como el Sindicato de Barrancas y efectivos policiales y militares.

Según los primeros datos que maneja el informativo el nuevo suceso violento habría dejado 2 personas muertas, supuestamente del lado de la banda. Hasta los momentos se desconoce si había heridos a raíz del tiorteo.

Pasadas las 12 del mediodía la tensión en el pueblo pesquero continuaba ya que se los efectivos de seguridad seguían desplegados por la zona buscando el paradero de los delincuentes.

El martes 11 de enero el Comandante de la ZODI Monagas G/D (Ejb) Ernesto Pérez, informó en redes sociales que se aún se encontraban desplegados en el sur de Monagas con la finalidad de ubicar a los grupos de delincuencia organizada y de narcotraficantes colombianos radicados en el sitio.

Vale recordar que el pasado 1 de enero se produjo un fuerte enfrentamiento entre la organización mencionada y otros grupos irregulares que dejó un saldo, según boletín de la GNB, de 7 muertos y más de 20 heridos.

En esa ocasión el enfrentamiento sería por la disputa del control de esta zona que colinda con el estado Delta Amacuro y que estaría siendo utilizada como ruta para el tráfico de armas, contrabando de oro, coltán y para el narcotráfico.

En el escrito del cuerpo militar se reseña preliminarmente que «de acuerdo a los testimonios de familiares y moradores, los occisos y lesionados se encontraban en la vía pública de las diferentes calles de la localidad en la celebración de las fiestas de fin de año, cuando fueron abordados de manera simultánea por varios sujetos desconocidos portando armas de fuego de alto calibre quienes sin mediar palabras comenzaron a efectuarles disparos, estos repelen la acción originándose un enfrentamiento con una duración de 7 a 8 horas aproximadamente».

En los días siguientes del suceso pobladores de Barrancas del Orinoco y zonas aledañas, incluyendo del estado vecino Delta Amacuro, manifestaban que aún tenían temor de nuevas arremetidas de estos grupos armados.