Tragedia en Tovar: “si usted llega a subir le va a dar tristeza y va a llorar”

172
Cortesía

Desde el pasado 23 de agosto la vaguada ocurrida en el Valle del Mocoties dejó al menos 20 fallecidos y varios desaparecidos, périda total de viviendas, otras anegadas y arrastradas por el rio Mocotíes, obstrucción de vías, caída del servicio de energía eléctrica, afectación del agua potable por tuberías, entre otros daños.

Hoy cientos de familias se han quedado damnificadas y otras que perdieron todos sus enseres. Tal es el caso de Fredy Dugarte, habitante de Tovar, quien relató su experiencia vivida a Radio Fe y Alegría Noticias de los hechos que ocurrieron en el Valle del Mocotíes.

Empezó diciendo que las lluvias comenzaron a eso de las 7:30 de la noche del lunes 23, las cuales iban acompañadas de brisas, truenos y relámpagos.

“Por aquí siempre llovía y en la vaguada anterior no sufrimos porque fue por otro sector. Aquí hay una calibración porque el agua baja por su canal, pero esta vez el agua se rebasó, trayendo muchas pérdidas humanas, casas despedazadas. Necesitamos que nos ayuden, a toda esta gente afectada, hay mucha necesidad en este pueblo, si usted llega a subir le va a dar tristeza y va a llorar”, contó Dugarte.

Parte de la vivienda del señor Dugarte/Cortesía

Casas bajo el barro

La casa donde habita el tovareño quedó sumergida bajo un lodo de color negro. El agua subió dentro de su vivienda 80 centímetros. Pese a que su hogar no quedó destruido por la vaguada, perdió todos sus enseres y hoy clama a las autoridades regionales, nacionales e internacionales acudan hasta las zonas afectadas para constatar y verificar las necesidades. En su vivienda habitan 4 personas con él, tres hermanos y un sobrino.

“Gracias a Dios que este pueblo es muy colaborador, nos han ayudado mucho, en comida, espiritualmente. Nos llegó la primera ayuda de la ONU, entonces no es posible que a estos hermanos míos les den una sola colchoneta, donde son 4 personas. Yo creo que para hacer eso, los organismos tienen que ir a las zonas afectadas donde hubo el desastre y anotar por ejemplo ¿cuántas personas hay en esta casa? ¿se perdió todo? Y dar como un ticket y decirnos pase por el centro de acopio y usted reclama esto. Necesitamos más ayuda”, clamó Dugarte.  

Igualmente mencionó que aunque se encuentran equipos de prevención y rescate y otros cuerpos de seguridad del Estado, eso es insuficiente tras la magnitud de la tragedia. “Se ha visto algo por ahí funcionarios pero no ha sido suficientes. Yo tengo mi familia en el sector Barrio Escondido, tengo a mis hijas allá”, apuntó el afectado.

Este jueves 2 de septiembre, en horas de la madrugada, se registraron fuertes lluvias en Mérida, extendiéndose por aproximadamente una hora, lo que trajo consigo preocupación y zozobra para algunos ciudadanos que habitan cerca de ríos y quebradas, sobre todo para los lugareños del Valle del Mocotíes, quienes sufrieron recientemente una vaguada y temen que la misma se vuelva a repetir.