Ucrania busca reforzar su defensa frente a la amenaza de Rusia

Un convoy de vehículos blindados de las Fuerzas Armadas rusas se desplazaba por una carretera de Crimea, el pasado día 18. Foto: AP

El gobierno del presidente Volodímir Zelenski busca reforzar a Ucrania solicitando ayuda de sus socios occidentales para armar al ejército y mejorar su entrenamiento, frente a la amenaza de Rusia.

Ucrania triplico su presupuesto para defensa desde 2013 y ha recibido fondos, préstamos y armas de Estados Unidos y Reino Unido, pero sus cifras son insuficientes con Moscú, reseña el diario EL País.

Estados Unidos, Reino Unido y países como Lituania o Letonia han aprobado ya algunos suministros de armas defensivas; material, advierten los analistas, que está lejos de marcar una diferencia decisiva en una hipotética guerra a gran escala.

Mientras, Alemania rehúsa proporcionar apoyo militar a Kiev y veta los envíos desde terceros países de material de defensa de fabricación alemana.

Rusia acusa a la OTAN

El gobierno de Vladimir Putin acusa a la OTAN de convertir Ucrania en una base militar encubierta de la Alianza y sostiene que los envíos y venta de armas a Kiev (Ucrania), así como los proyectos con instructores sobre el terreno que Ucrania tiene desde hace años con socios como Canadá, son una amenaza para su seguridad.

La semana pasada Dmitri Peskov, el portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió de que el suministro de armas de Occidente a Ucrania es “extremadamente peligroso” y acusó a los aliados de Kiev de incrementar así las tensiones.

El ejército ucranio ya no es el puñado de soldados con equipamiento obsoleto de hace ocho años, cuando Rusia introdujo en la península de Crimea soldados sin bandera y espías militares y se la anexionó con un referéndum considerado ilegal por la comunidad internacional.

¿Cuál es el origen del conflicto en Ucrania?

El conflicto estalla en 2014, cuando Rusia respondió militarmente al cambio de gobierno en Kiev.

Las protestas contra la decisión del entonces presidente, el filoruso Víctor Yanukóvich, de suspender la firma de un acuerdo de asociación con la UE y reforzar en cambio lazos con Moscú y la indignación por una brutal represión provocaron la caída del dirigente.

Rusia, que considera un interés estratégico vital la permanencia de Ucrania en su órbita de influencia, intervino de forma semiclandestina en la región ucrania de Crimea, que posteriormente anexionó, y fomentó el separatismo en la región del Donbás, alimentando un conflicto armado que se estima ha causado unos 14 mil muertos desde su inicio.

¿Qué busca Putin?

Kiev, que lleva ocho años de guerra en el este del país, dedica ahora un 4% de su PIB a defensa, frente al 1,6% de 2013, según cifras del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri).

Rusia, alrededor de un 4,5%, según el Sipri, aunque los especialistas advierten que Moscú, que desarrolla nuevas armas —entre ellas un catálogo de misiles hipersónicos que además anuncia a bombo y platillo—, dedica a su desarrollo militar más partidas sin identificar.

Rusia confía en su capacidad militar

La comparación de fuerzas está lejos de ser equilibrada. Rusia tiene a unos 900.000 efectivos en servicio activo frente a los 209.000 militares de Ucrania, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, y cuenta también con un amplio catálogo de equipos y aeronaves.

Pero la balanza la inclinan sobre todo su capacidad en artillería y una amplísima y modernizada equipación para realizar ataques aéreos y una extensa lista de misiles, apunta el experto militar ucranio Mykailo Samus.

De hecho, Moscú ya ha mostrado parte de ese catálogo estos días al trasladar para sus maniobras conjuntas con Minsk en Bielorrusia distintos tipos de misiles.

Este sábado 22 de enero el Departamento de Estado de Estados Unidos ordenó a todo el personal diplomático de su país acreditado en Ucrania a que retire a sus familiares a más tardar este lunes 24, ante el elevado nivel crítico de las tensiones por las amenazas de Rusia.

Por su parte, el Papa Francisco, preocupado también por la alzada de las tensiones, convocó a una jornada mundial de oración por Ucrania para el miércoles 26 de enero.

Fuente: El País, RT