Una Palabra Oportuna No. 716

Espiritualidad. Lunes 26 de octubre de 2020.

Por Mireya Escalante.

La mujer digna que alaba a Dios Lucas 13, 10-17

La palabra de hoy cuenta que en la sinagoga había una mujer que tenía 18 años enferma, sin poder enderezarse. Y Jesús la llamó, le impuso las manos y le dijo quedas libre de tu enfermedad. Por esa acción, el jefe de la sinagoga se indignó, ya que era sábado y Jesús había incumplido la ley, curando.

Imaginemos por un momento,  que somos esa mujer que durante 18 largos años lleva encima un mal o una culpa, que la mantiene doblada por el peso. Al sentirse liberada, dignamente se endereza y empieza a alabar a Dios. Que gran liberación debe haber sentido!! Pero eso, según una mentalidad ortodoxa del cumplimiento de la ley, no se podía hacer…Jesús, con su actitud, se jugaba la vida, pero nos hace ver que por encima de la ley está la persona humana.

No puedo menos que recordar las palabras del Papa Francisco cuando, refiriéndose a la Iglesia, decía que debía ser un hospital de campaña, al que uno acude buscando la bondad y cercanía de Dios. Ojalá que por querer cumplir la ley, no se convierta en sala de tortura.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.