Apagones siguen siendo el pan de cada día en Guárico

1
Al día se pueden reportar entre dos y tres interrupciones eléctricas/ Foto: Xiomara López

Entre tres y cuatro veces al día se puede ir la energía eléctrica en comunidades de San Juan de Los Morros, sin que la empresa Corpoelec informe si se trata de una falla o si es parte de alguna administración de carga.

Damelis Rivas, habitante del sector San Nicolás, declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que motivado a los apagones constantes se le dañó la nevera y le salió “un ojo de la cara” arreglarla.

“Cuando se va (el servicio eléctrico) siempre dura dos o tres horas, a veces se va y viene así fuerte, la nevera estuvo dañada varios meses a causa de eso, la reparamos pero para eso pasamos varios meses reuniendo, y aún le debemos al técnico”.

Más de 10 horas sin luz

Rivas denunció que la madrugada del 18 de mayo se le fue la luz por más de 10 horas y pasó la noche abanicando a sus dos hijos para evitar que la plaga les picara.

“A las doce de las noche se fue la luz, luego llegó bajita y después llegó a las nueve de la mañana, pero en la noche fue fatal por los zancudos y el calor. Yo vivo en la parte alta y pase toda la noche con un cartón abanicando a los niños”.

Por su parte, Maryelin Reina ot,ra de las afectadas del sector La Morera, señaló que luego las 10 horas que estuvo sin energía eléctrica, mandó a su nieto con el uniforme arrugado porque la luz llegó pasada las 10 de la mañana.

“Mi nieto tuvo que irse con el uniforme arrugado, no hubo luz, los cortes se están haciendo muy frecuentes sobre todo por esta zona”.

Reina manifestó que viven desprotegidos, ya que no tienen a quién reclamarle sobre los cortes eléctricos que viven a diario en la comunidad.

“Aquí no hay dónde reclamarle a nadie, estamos viviendo en una situación donde uno no tiene a quién reclamarle, si se te daña un equipo te toca remplazarlo”.

Facturas de CANTV por las nubes

La afectada también aprovechó los micrófonos de Radio Fe y Alegría Noticias para denunciar los cobros excesivos en la factura telefónica.

“CANTV es otro cuento, las facturas en 200, 300 bolívares. Fuimos a CANTV a poner el reclamo y tampoco hay a quién reclamarle porque así no tengas el servicio hay que pagarlo porque sino te cortan la línea”.

Reina indicó que lo poco que gana se le va en pagar por los servicios que siguen aumentando y nadie dice nada.

“300 bolívares, que son 300 mil de los de antes, y si te pones a ver son más de 50 dólares que estás pagado, cuando un salario mínimo está en 30 dólares. Entonces, ¿para qué aumentaron el salario para quitarte la plata con los servicios que no los tienes?”.