Cáritas en Guárico atiende a más de 150 personas con alimentos

Durante la pandemia la organización a entregado más de 150 bolsas de comidas/ Foto: Cortesía

La Pastoral Social Cáritas en San Juan de los Morros sigue atendiendo con un plato de comida a más de 150 personas, incluyendo niños, adultos mayores y personas con necesidades especiales.

Rosmary Salas, coordinadora de Cáritas en la Iglesia Nuestra Señora de Fátima, señaló que en tiempos de pandemia siguen atendiendo a las personas en sus hogares entregándoles alimentos con todas las medidas de bioseguridad.

“Como bueno samaritanos y con la ayuda de nuestros coordinadores parroquiales de sectores, hemos atendido casa a casa más de 150 personas con platos de comidas”, acotó.

Salas indicó que con el apoyo de la organización a nivel nacional pueden seguir entregado los alimentos y apoyando al personal de salud que están en los centros centinelas del municipio.

“Se han entregado más de 65 bolsas de comidas a personas con discapacidad y vulnerables, kits de higiene a personas en situación de cama y kits de seguridad a personal de salud”, apuntó.

Salas lleva tres años desinada en esta comisión por la Pastoral Social Cáritas Arquidiocesana de Calabozo, como parroquia centinela del Arciprestazgo San Juan Bautista, logrando así la incorporación al Plan Samán de Cáritas Venezuela, un sistema de alerta que monitorea y atiende la nutrición y la salud a los niños y niñas menores de 5 años.

“En la actualidad contamos con más de 200 infantes atendidos. Hemos realizado las ollas comunitarias que han beneficiado a más de 100 personas aproximadamente en cada sector”, agregó.

Salas manifestó que seguirán trabajando y apoyando a las personas para que se sienta acompañados en estos momentos tan difíciles que están viviendo en sus hogares.

“Con cada granito de arena, con cada kilito de amor acompañamos a la comunidad a crecer y a madurar en la fe, y los hacemos sentir que no están solos”, precisó.

La entrega se realiza casa por casa, llegando a los más necesitados del municipio Roscio/ Foto: Corstesía