De Freitas: fondo para Venezuela atenderá minúscula parte de las necesidades

94

La directora ejecutiva de Transparencia Venezuela, Mercedes de Freitas, insistió en que la ciudadanía venezolana debe hacerle seguimiento a la implementación del fondo que se cree para la nación. Además de que tienen el derecho a acceder a la mayor información posible de lo que se haga con el mismo.

Esto lo dijo en el programa Claro y Raspa’o, de Radio Fe y Alegría Noticias, a propósito de la firma de la creación de un fondo de protección para Venezuela realizada este sábado. Igualmente, dijo que hay varios elementos a destacar, como el hecho de que la mesa de diálogo continúa reuniéndose y discutiendo para llegar a un acuerdo luego de un par de meses, mientras la cantidad de dinero no es “ni de lejos” suficiente para solucionar las necesidades del país.

Según ella, esto último porque existen muchas personas que necesitan alimentos para pasar el día, a lo que se agrega las múltiples carencias en el ámbito de la recuperación de los hospitales y del sistema eléctrico. 

“Esa cifra, que puede llegar a ser de 3 mil millones de dólares, va a poder atender una minúscula parte de las necesidades que hay en el país. Sin embargo, es una ayuda y tenemos que estar conscientes de que, como no hay dinero para todo, hay que invertirlo de la mejor manera”, dijo de Freitas. 

Se requiere transparencia para poder confiar 

De Freitas agregó que aun cuando el fondo será gerenciado por las Naciones Unidas, que cuenta con “procesos más confiables que los que hay en el país”, y será vigilado internacionalmente para usarlos de forma efectiva, se necesita transparencia.

Por lo tanto, desde Transparencia Venezuela proponen que se publique cada paso que tenga que ver con el fondo, que haya un mecanismo de contraloría social a través del cual ciudadanos y ciudadanas puedan hacer seguimiento; también un mecanismo donde puedan presentar observaciones, comentarios y denuncias que se le den respuesta. 

“Los fondos son de los venezolanos y tenemos el derecho de acceder a la mayor información de lo que se haga con ellos”, expresó.

No obstante, consideró que es una oportunidad para que muchos puedan mejorar un poco su calidad de vida y recordó que es un proceso que tardará alrededor de tres años, comenzando a ejecutarse a partir del próximo año. 

Manifestó que deben consultar a expertos en el tema eléctrico, que son quienes saben en qué áreas es primordial invertir primero para alcanzar cambios sustanciales y tienen información global. 

“Hay que hacer un ejercicio colectivo de composición y atención a los grupos más vulnerables”, dijo, mencionando a Zulia y a los Andes como los que más sufren por el deterioro del sistema eléctrico.