División y abstención marcan la pauta rumbo a las presidenciales

81

El sociólogo Marcos Hernández López, director de la Consultora Hercón, aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro juega a la “división y la abstención inducida” de cara a las próximas elecciones presidenciales.

El estudio de opinión más reciente que realizó Hercón, se llevó a principios de noviembre de 2022, y arrojó como resultado que el 25% de los consultados tiene intención de votar en los próximos procesos electorales, tanto primarias como presidenciales.

“Esto parece bastante significativo a pesar de que existen más de 15 candidatos a las elecciones primarias, lo que debería animar al electorado”, dijo.

Por otra parte, Hernández López dijo que el Gobierno ha tenido una “narrativa” de adelantar las elecciones presidenciales para el 2023 y “de esta manera se inicia la jugada en el tablero de ajedrez político”, porque el Gobierno sabe que el “agotamiento es mayor” y por ello “juega a la división y a la abstención”.

Los preferidos del electorado

De acuerdo con el estudio de opinión, los precandidatos de oposición que lideran la preferencia del electorado son: María Corina Machado, Juan Guaidó, Manuel Rosales, Henrique Capriles, César Pérez Vivas, Carlos Prosperi, Gustavo Duque, Delsa Solorzano, Antonio Ecarri y Andrés Velásquez.

“María Corina Machado, lidera el grupo con un 15%, seguido de Juan Guaidó y Manuel Rosales en un empate técnico con 10%, Entre tanto, Henrique Capriles con un 7%, seguido de Cesar Pérez Vivas y Carlos Prosperi”, explicó.

Adelanto de las presidenciales

A criterio del sociólogo, hay dos situaciones complejas: por un lado la Plataforma Unitaria habla de elecciones primarias, pero sin  fechas; y por otro lado, la Alianza Democrática analiza un candidato de consenso.

Mientras tanto,  el Gobierno trabaja con su maquinaria fortaleciendo al presidente Nicolás Maduro en sus aspiraciones a una reelección presidencial.

En síntesis, el experto aseguró que existe una complejidad por parte de la oposición, mientras que el Gobierno está organizándose, porque para ellos el “juego ya arrancó”.

Los estudios demuestran que el venezolano demanda un cambio; quiere a la oposición, pero es necesaria la unidad.

“El 75 de los venezolanos quieren votar por un cambio ante una gestión que tiene un rechazo del 82%, pero mientras no exista la intencionalidad de la unidad, difícilmente se pueda salir de la revolución que gobierna para una minoría”, puntualizó.