Gloria Cuenca: La inteligencia artificial no puede sustituir al periodismo

70
Gloria Cuenca, periodista
Archivo

Gloria Cuenca, reconocida periodista y formadora de nuevos comunicadores en Venezuela, aseguró el jueves 20 de junio en un foro sobre la relación entre la Inteligencia Artificial y Ética Periodística que el único ser que evalúa la calidad y la pertinencia de lo que se informa es el periodista.

Afirmó que la IA es una creación extraordinaria del ser humano para reducir, entre otras cosas, la carga de trabajo. En el caso del ejercicio periodístico ilustró, por ejemplo, que esta creación humana es una maravilla para estructurar y desarrollar un reportaje de investigación en las fases de recopilación y sistematización de datos. Por eso aconseja no temerle a la Inteligencia Artificial.

No obstante, también convocó a no ser ingenuos y absolutizar este artificio que siempre debe ser valorado como un conjunto de herramientas que ayudan a ejercer un trabajo y no como un sustituto.

En esa línea, Cuenca alertó que siempre hay riesgos generales en los avances tecnológicos si se cree y se asume que son los aparatos tecnológicos los que deben controlar la acción humana. Por eso aseguró que los aparatos son neutros.

Y es en este punto donde entra la ética periodística, hablando de la profesión que domina desde hace más de 5 décadas. Para esta catedrática este es un aspecto clave cuando nos enfocamos en los cambios sociales. “Si como periodistas nos acostamos a dormir y dejamos que la Inteligencia Artificial haga el reportaje de investigación o de interpretación el problema no es de ella sino de nosotros, y eso no es ético. Esto nos obliga a estar activos y no caer en la anomia”.

La IA no sustituye a nadie

La profesora universitaria experta en ética periodística y legislación comunicacional concuye que la IA no suplirá la obra del ser humano. Sin embargo, admite que este es otro elemento preocupante, a la hora, para citar un ejemplo, cuando instruye a sus estudiantes a prepararse una clase. Alerta a estar pendiente de este asunto ya es la persona quien toma las decisiones y no la IA, que no sustituye a nadie. Solo ayuda, facilita los procesos

Toma cita de varios tecnológicos que advierten que la IA sustituirá al ser humano cuando éste quiera ser sustituido. “Si le dejamos todas las posibilidades y condiciones para que eso suceda. Si lo permito y lo acepto, ocurrirá”, apunta Cuenca.

Todo el mundo quiere ser periodista

La distinguida periodista venezolana indica que todo cambio tecnológico produce miedo para aprender lo nuevo. “La clave ética es tener claro que para manejar esa creación humana debe ser para producir un bien para la humanidad”, sugiere.

Por ello recomienda que hay que poner normas, límites para regular los avances tecnológicos, en los que impere la ética del creador, del manejador y de los usuarios también.

Para Cuenca el actual momento es muy crítico para la ética periodística porque todo mundo se siente que puede ser periodista. A través de las redes sociales empiezan a comunicar. Se hacen famosos por el tema y la manera que tienen de comunicar. Y mucho de esta realidad lo permite el uso sin límites de la Inteligencia Artificial.

En este punto de la conferencia habló de los famosos influencers. Cree que ejercer este tipo de roles no necesariamente se trate de ser un líder de opinión. “Va camino a eso pero no lo es. Está entre la publicidad y la propaganda. Un líder opinión tiene unas características sociales, tiene grupos de personas que se le aproximan. Conoce de la materia. El liderazgo de opinión nace de la gente, no de un aparato o una tecnología”.

Imprescindible para los nuevos tiempos, y en este momento dramático de la historia republicana venezolana es necesario saber manejar las nuevas tecnologías para no excusarse y refugiarse en lo tecnológico y luego desmayar en la lucha por la libertad de expresión “que a diario nos es cercenada”.

Por eso insiste en que urgente ejercer el periodismo ético y responsable para mantener informada debidamente a la ciudadanía, aunque reconoce que actualmente los medios de expresión se encuentran en un estado agónico sin que la gente pueda tener la posibilidad de decir lo que siente y lo que anhela.

Seguir pateando la calle

“Los reporteros deben seguir pateando la calle”. Frase lacónica de quien defiende el hacer periodismo anclado a las realidades concretas de la gente. Y desde esta perspectiva se atrevió a afirmar que el estilo es el hombre. “La IA te ayuda coelaborar. Pero hay que ser conciente que un estilo frío, matemático. El estilo del periodismo es existencia, vibramos con la cotidianeidad”.

También habló que el periodismo tiene una ética formal, entre otras cosas, por el gran manejo que debe tener de la lengua, de los idiomas, de la gramática, de la palabra escrita y hablada.

Sobre la reforma de los pensa de estudios en las universidades que forman periodistas y comunicadores sociales, señaló que es de vida o muerte el proceso de actualización curricular, fudamentalmente ahora en las esferas del llamado periodismo digital y comunicación digital.

Finalmente, en la charla invitó a no olvidar que en Venezuela los periodistas Carlos Julio Rojas, Ramón Centeno y Luis López están privados de libertad y acusados de delitos que no han cometido. “Informar no es un delito”, aseveró.

Este foro pertenece a un ciclo de formación en temas relacionados con el ejercicio periodístico en Venezuela que organizó durante una semana la seccional Apure-Amazonas del Colegio Nacional de Periodistas, CNP, en el marco del día del periodista este 27 de junio.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestros canales de Telegram y WhatsApp.