Fondos para el país serían menos del 10% de los necesarios

85

Gustavo Iribarren, especialista en geotecnia y profesor universitario, aseguró que con los fondos recientemente liberados debido al acuerdo entre el Gobierno y la oposición, se obtiene menos del 10% de los recursos necesarios para recuperar la infraestructura en el país, por lo que no hay que crear falsas expectativas en los ciudadanos. 

Iribarren explicó en entrevista con el programa Claro y Raspa’o, de Radio Fe y Alegría Noticias, que el fondo será destinado al tema eléctrico, de salud, agua y educación en términos de emergencia, por lo que cada sector debe determinar desde la experticia de su área cómo se administrará ese dinero para que rinda los mejores frutos.

Añadió que desde hace muchos años la infraestructura viene en un proceso progresivo de deterioro por la falta de mantenimiento, el avance de la vida útil y la suspensión prácticamente completa de construcciones de infraestructuras nuevas.

El docente aseguró que la falta de mantenimiento va acumulando problemas hasta provocar el colapso de incluso dos sistemas a la vez, lo cual se evidencia en Venezuela.

Cada aspecto es importante 

Iribarren coincide en que se requieren unos 30 mil millones de dólares como mínimo para poner a tono a la infraestructura eléctrica, vial, al suministro de agua y a los hospitales. Admitió que el problema es que todos los sectores que requieren atención son importantes y los recursos que se consigan van a ser insuficientes. 

“La situación hospitalaria es crítica y es fundamental; la eléctrica por un tema de confort; se necesita la revitalización del aparato productivo y comenzar a generar empleo para reactivar la economía; y el agua es vital para cualquier ser humano”, expuso.

En cuanto a la educación, expresó que quién no puede decir que una infraestructura digna para los jóvenes de todos los niveles no es prioritaria, cuando allí está el futuro del país. 

Sobre cómo beneficiaría dicho capital a los afectados por las lluvias, lamentó que posiblemente solo sirva para despejar las vías y para reubicar a las víctimas en refugios. 

Asimismo, ratificó que como las precipitaciones van a estar presentes todos los años, se deben tener sistemas de alerta temprana que permitan salvar vidas y que esas tecnologías son relativamente sencillas y económicas. Y el país, según él, tiene la capacidad de diseñarlos y operarlos.