Entre fe, alegría y devoción, retorna la procesión de la Divina Pastora

61
Divina Pastora
Foto: Silvia González.


Este 14 de enero, la ciudad de Barquisimeto se llena de alegría, amor, fe y devoción por el retorno de la tradicional procesión de la Divina Pastora, patrona de los larenses.

Un reencuentro que anhelaban tener desde hace dos años pues, debido a la pandemia del COVID-19, se había suspendido el acompañamiento de manera presencial a la pastora en su recorrido.

Sin embargo, para este 2023 y bajo el lema “María, signo de reencuentro”, tienen la oportunidad de caminar junto a la madre de Dios. Aquella que con su Sí, nos cambió la vida a todos. 

Se estima que para este visita 165 acudan más de 2 millones de personas propias del estado Lara, además de la llegada de devotos a nivel nacional e internacional.

También se pudo conocer que la imagen saldrá del pueblo de Santa Rosa a las 9:00 de la mañana luego de la eucaristía presidida por Monseñor Víctor Hugo Basabe, administrador apostólico de Barquisimeto.

Por otra parte, la Santa Misa de recibimiento en la catedral será oficiada por Monseñor Carlos Curiel, obispo de la Diócesis de Carora.

Intercesora del pueblo 

La devoción por la Divina Pastora se remonta al año 1736, cuando el sacerdote Sebastian Bernal, párroco de la iglesia de Santa Rosa del cerrito, encargó a un escultor una imagen de la Inmaculada Concepción, pero el pedido que llegó no fue el que se encomendó.

En lugar de la Concepción, llegó la imagen de la Divina Pastora y justo cuando intentaron regresar la figura, el cajón se hizo más pesado y no pudieron moverlo. 

Es allí cuando los pueblerinos interpretaron dicha acción como una señal de que la Divina Pastora se quería quedar en el pueblo.

La primera procesión se llevó a cabo el 14 de enero de 1856, cuando los feligreses sacaron la procesión a la imagen de la Divina Pastora para implorar por el cese del cólera que adoraba a Venezuela en 1855.

Entre lazos de amor y fe 

Más de 1.300 jóvenes pertenecientes a las zonas pastorales de la arquidiócesis de Barquisimetos serán los encargados de resguardar a la imagen de la Divina Pastora en su visita 165.

“De verdad que es una gran responsabilidad lo que asumen estos jóvenes que forman parte del cordón de acompañamiento. Ellos se han dado cuenta que vale la pena este servicio, porque tenemos la responsabilidad de resguardar a un tesoro como lo es la imagen de la Divina Pastora”, dijo el padre Segundo Ulacio, coordinador del equipo de acompañamiento. 

Los jóvenes tendrán la tarea de formar un anillo de acompañamiento y resguardo durante todo el recorrido de la procesión hasta la catedral de Barquisimeto, para asegurar que la imagen de la pastora llegue bien y a tiempo para la eucaristía de bienvenida en la ciudad.

Sigue todas nuestras entrevistas y la información que se produce desde las regiones uniéndote a nuestro canal de Telegram.