Susana Raffali considera necesario desmontar los CLAP

Susana Raffalli - Venezuela cierra con 16% de desnutrición infantil

La nutricionista Susana Raffali consideró necesario desmontar los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, conocidos como CLAP.

Raffali explicó a Radio Fe y Alegría Noticias que, a su juicio, ese mecanismo no es eficaz para alimentar a la población y sirve más bien como control político.

“Yo desmontaría los Comités Locales de Abastecimiento. Eso es un mecanismo de administración de escasez entre los vecinos que está llevando a las familias una alimentación muy poco sana y muy poco balanceada”, setenció.

Además, declaró que la bolsa distribuida por los CLAP sirve más bien como control político, por lo que recomendó desmontar ese mecanismo y acelerar esquemas de importación de alimentos excepcionales para contar con una mejor oferta alimentaria y que puedan bajar los costos y abrir las puertas al ingreso de ayuda humanitaria.

“Si es necesario solicitar préstamos exclusivos para apuntalar nuestras propias capacidades de producción e alimentación y salud”, dijo la experta.

Hacen falta mejores alimentos

Raffali enfatizó que aunque existe un mayor acceso a los productos alimentarios, no se puede decir que el venezolano esté comiendo mejor, pues no se consumen alimentos altos en proteínas.

“Alimentos tan escenciales como las carnes y proteínas están por desaparecer de la dieta. Es una alimentación basada principalmente en cereales, en arroz, en plátanos, papas, en tubérculos, quizás algún grano”, sentenció.

Por esa razón, Raffali resaltó que los problemas de anemia y desnutrición han aumentado en el país y expresó su preocupación pues la nueva escalada en los incrementos del dólar va a recrudecer aún más la situación.

No es la “guerra económica”

Sobre el argumento de la guerra económica esgrimido por el gobierno nacional, recordó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, FAO, publicó un informe en el que demostró que la capacidad del sistema alimentario nacional viene en deterioro desde el año 2012.

En ese sentido, Susana Raffali consideró que de haber cuidado el sistema productivo, el Ejecutivo “se estaría riendo de las sanciones ahora, con un país en capacidad de abastecerse”, concluyó.