PDVSA usa una barcaza para iniciar descarga del Nabarima

La estatal venezolana Petróleos de Venezuela inició la transferencia de crudo almacenado en el buque tanquero Nabarima de barco a barco.

Para esta descarga se está usando un buque de menor calado para realizar a transferencia de petróleo de forma gradual, conocida también como una barcaza.

De acuerdo con fuentes especializadas, la embarcación usada para la transferencia de petróleo es la barcaza “Inmaculada” con una capacidad de 700.000 barriles.

No se descarta que el buque Ícaro de bandera venezolana también sea utilizado para la operación de descarga. El Nabarima contiene un poco más de 1 millón 300 mil barriles de petróleo.

ENI aguarda por EE.UU

El tiempo de descarga podría ser reducido en caso de que el gobierno de EE.UU emita un permiso o “garantía formal”, para la aplicación de un plan de descarga sugerido por ENI, dueña del 26% del campo petrolero.

La espera de ENI responde a las sanciones de amplio alcance que ha emitido Estados Unidos contra las empresas que realicen cualquier tipo de operaciones comerciales con alguna empresa del Estado venezolano.

El 16 de octubre, la embajada de Estados Unidos en Trinidad y Tobago advirtió que las sanciones de su gobierno “no están diseñadas para apuntar a actividades de seguridad ambiental o humanitaria”.

Sin embargo, la empresa italiana ENI prefiere esperar por una “cobertura legal más sólida” que otorgue vía libre para actuar sin infringir las sanciones del gobierno de Donald Trump.

La intención de Pdvsa es acercarse al Nabarima para realizar una operación de descargue de una parte del cargamento de los barriles de crudo que lleva a bordo la instalación petrolera operada por la empresa conjunta Petrosucre, entre Pdvsa y la italiana Eni SpA.

Destino del crudo

Sobre el destino del petróleo que aún está almacenado en el Nabarima no se ha dicho absolutamente nada, al menos, de manera oficial.

Durante los últimos días se ha especulado que el crudo será extraído del territorio nacional con destino a China o Cuba.

Tampoco se descarta que la empresa italiana ENI negocie la extracción de un porcentaje mayor a la que le corresponde por ser dueña del 26% de las acciones del campo petrolero que comparte con Petrosucre.