Persisten las colas de vehículos para echar gasolina en Caracas

Foto: Cortesía

Este domingo de ramos sí hubo procesión en la capital de la república. Pero no precisamente de gente llevando sus palmas y vítores a las iglesias para recordar la escena de la entrada triunfante de Jesús a Jerusalem.

Las filas de carros en las estaciones de servicio de varios sectores de Caracas y del estado Miranda se convirtieron en las procesiones dominicales.

Y es que la escasez de combustible que se ha reportado desde varias regiones a partir del inicio de la cuarentena social también ha llegado hasta la ciudad del Ávila.

Ya desde la segunda semana de aplicación de la medida las bombas de gasolina en los municipios Libertador, Baruta, Chacao, Sucre y El Hatillo comenzaron a registrar extensas colas de vehículos de particulares para surtirse.

En Petare las colas de carros son interminables/Foto: Cortesía

Los abusos a la orden del día

Algunos usuarios denuncian a través de las redes sociales que sufren de constantes abusos por parte de funcionarios policiales y militares que supuestamente resguardan las estaciones de servicio.

Las quejas van desde que algunos de los conductores han recibido empujones y golpes por parte de los efectivos pasando por maltratos verbales y extorsiones.

La señora Marianela llegó a las 5 de la madrugada de este domingo 5 de abril a una bomba que se encuentra ubicada cerca de la redoma de Petare, municipio Sucre del estado Miranda.

Eran las 3 de la tarde y no había podido echar gasolina. Denunció que un policía le «propuso» una solución. Venderle una pimpina de 20 litros por 15 dólares.

A la final la señora Marianela no pudo resolver. Se tuvo que devolver a su casa sin poder tanquear su carro.

Manifestaba que le urgía echar combustible porque necesita ir todos los días al hospital a ver que se encuentra internado por una enfermedad.

Otros conductores reclaman que en algunas estaciones de servicio «solo pueden echar los policías y militares…cierran la bomba solo para ellos». El resto de los conductores pasa horas tras horas esperando la conduerma de los funcionarios.

Al parecer, a Caracas y Miranda no está llegando el número acostumbrado de cisternas que a diario solían hacerlo. La escasez de gasolina, dicen algunos usuarios, se va acentuar para estos días y apenas comienza la Semana Santa.

Cola de vehículos en el sector San José, municipio Libertador. Foto; Javier Barrios

Los médicos también sufren

En los 20 días de cuarentena médicos y personal de salud se han dirigido a las autoridades nacionales para que se les permita el beneficio en las bombas de gasolina. Consideran que son trabajadores de uno de los sectores priorizados en el decreto de alarma nacional. Pero también ha confrontado serios problemas para llenar sus vehículos de gasolina.

El viernes 3 de abril el vicepresidente sectorial del área económica y productiva Tareck El Aissami anunció que el gobierno dispondría de un plan especial de distribución de combustible.

Alegaba que el supuesto bloqueo naval de parte de Estados Unidos, ahora, y las sanciones económicas antes, han imposibiltado la compra de aditivos químicos para la refinación de gasolina en el país.

Sin embargo, no se conocen los detalles ni los mecanismos del mencionado plan.

Lo cierto es que la escasez de gasolina se ha acentuado en el país en los últimos días.

Fuentes vinculadas al gobierno nacional indican que logró negociarse con Rusia la llegada de dos tanqueros de combustible dentro de dos semanas.